Beneficios y limitaciones de las entrevistas

Una excelente manera de indagar sobre los problemas y oportunidades de la organización es la entrevista, ya que tiene la virtud de facilitar la verbalización de opiniones o sentimientos que el entrevistado atesora en lo más íntimo de su ser.

Un entrevistador sensible puede detectar ideas y emociones que el entrevistado no formula conscientemente. La entrevista también permite desarrollar confianza entre el consultor y los miembros de la organización, la cual es muy valiosa para el trabajo posterior de D.O. Además, esa misma confianza permite captar información que un simple cuestionario no arroja.

Limitaciones

– Una buena entrevista dura de una a dos horas. En las grandes organizaciones suele consumir más tiempo.

– Un entrevistador hábil corre el riesgo de obtener mucha información de naturaleza personal y, por lo tanto, amenazante para el grupo, por lo cual éste puede cerrarse, rechazar la información y atacar al entrevistador.

– Se puede echar a perder la entrevista si el entrevistador es inexperto o si no es neutral. Bajo estas circunstancias, es mejor obtener información por medio de procesos abiertos de grupo, como se analizará más a delante con la aplicación de una intervención conocida como grupos “T”.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online