Binas, ternas, corrillos y phillips 66

Descripción. Esta técnica es un artificio para descomponer un grupo muy grande en unidades pequeñas, a unidades pequeñas, afín de facilitar la discusión. Se denomina también Phillips 66. Esencialmente, consiste en dividir cualquier grupo en otros más pequeños, de 4 a 6 integrantes, con el propósito de discutir o analizar un problema o tema.

Para que y cuando es útil este método.

– Para ampliar la base de la comunicación y la participación.
– Cuando se desea recurrir a la totalidad de los recursos de los integrantes de los grupos en relación con el tema o problema que se trata.
– Cuando parece importante ampliar la responsabilidad asegurándose de la participación de todos los integrantes.
– Cuando se necesita la rápida reunión de ideas de un grupo grande.
– Cuando se desea tener un acuerdo o determinar si existe tal acuerdo.
– Cuando se desea crear la identidad del individuo con el grupo o su problema.
– Como emplear este método.

El grupo deberá:

– Precisar sus objetivos a lograr.
– Considerar cualquier medio que pueda producir resultados igualmente buenos.
– Pensar a fondo para qué propósitos puede emplearse el método.
– Tener preparadas con anticipación las preguntas que se han de hacer a los grupos de reunión en corrillos. (Conviene en escribirlas en tarjetas).

Recomendaciones

– Este método tiene poco valor para diseminar información.
– No abuse de este método, aunque tenga éxito en su aplicación.
– Presenta muchos problemas prácticos; para reducirlos es necesario un riguroso planeamiento.
– La limitación del tiempo y el informar al grupo mayor son rasgos esenciales de la técnica, pero si lo acentúa demasiado, pueden resultar desfavorables.

Fuente: Apunte de Comunicación Administrativa del Instituto Tecnológico de la Paz

Publicado en Comunicación administrativa

Suscríbete:

who's online