Células de trabajo

La distribución por células es aquella en la que los recursos transformados que entran en la operación se preseleccionan para moverse a una parte (célula) de la operación donde se localizan todos los recursos que transforman, para cumplir con sus necesidades de procesamiento, la célula puede estar arreglada por producto o por proceso, de hecho es un intento por ordenar la complejidad del flujo que caracteriza a una distribución por proceso.

Su principal característica es la flexibilidad de producción, ya que se puede trabajar en células independientes y los tiempos de fabricación se optimizan.

Por otra parte dependiendo de la complejidad del producto, se tiene diferentes niveles de fabricación. Es conveniente ver procesos productivos de ensamble de productos.

Formación de las células

Para crear una distribución por células se recomienda seguir tres pasos:

1. Agrupar las partes en familias que sigan una secuencia común de procesos.
2. Identificar los patrones dominantes del flujo de familias de partes como base para la ubicación o reubicación de los procesos.
3. Agrupar físicamente las máquinas y los procesos en células.

La fabricación de pan es un ejemplo claro de células; el Amasado, Horneado Formado y Acabado. Podemos amasar conchas y chilindrinas, Hornear al mismo tiempo bolillos y colocar la azúcar a polvorones todo en el mismo tiempo.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online