Círculos de calidad

Un círculo de calidad es un grupo pequeño que desarrolla actividades de control de calidad voluntariamente dentro de un mismo taller.

Este pequeño grupo lleva a cabo continuamente como parte de las actividades de control de calidad en toda la empresa autodesarrollo y desarrollo mutuo, control y mejoramiento dentro del taller utilizando técnicas de control de calidad con participación de todos los miembros.

Las ideas básicas subyacentes en las actividades de los círculos de control de calidad que se realizan como parte del control de calidad en toda la empresa son las siguientes:

1) Contribuir al mejoramiento y desarrollo de la empresa.
2) Respetar a la humanidad y crear un lugar de trabajo amable donde valga la pena estar.
3) Ejercer las capacidades humanas plenamente y con el tiempo aprovechar capacidades infinitas.

Existen diez factores o pautas útiles para dirigir las actividades de los círculos de control de calidad y son:

a) Autodesarrollo
b) Servicio voluntario
c) Actividades de grupo
d) Participación de todos los empleados
e) Utilización de técnicas de control de calidad
f) Actividades íntimamente relacionadas con el lugar de trabajo
g) Vitalidad y continuidad de las actividades de control de calidad
h) Desarrollo mutuo
i) Originalidad y creatividad
j) Atención a la calidad, a los problemas y a la mejora

El éxito o el fracaso de las actividades de los círculos de control de calidad, depende a menudo de la decisión de los altos gerentes, de la persona escogida para promover el control de calidad y del entusiasmo colectivo.

Las actividades de círculos de control de calidad empezaron en Japón en abril de 1962. Hoy se desarrollan ampliamente en Occidente y en otras partes del mundo.

A medida que las actividades de los círculos de control de calidad se fueron conociendo, muchos países empezaron a experimentar con ellas. Hacia 1977 se iniciaron en México.

Las actividades de los círculos de control de calidad pueden tener éxito en cualquier parte del mundo, siempre que se respeten sus principios básicos y cualesquiera que sean sus razas, su historia y sus sistemas sociales y políticos.

– ¿Qué nivel de clientela constituye el mercado de la compañía? (esto se relaciona en forma directa con la elección o el grado de calidad del diseño).
– ¿Debe la compañía luchar por el liderazgo en la calidad, la competitividad o la suficiencia?
– ¿Vende la compañía productos estándar, o está vendiendo un servicio para el que el producto es uno de los ingredientes de venta? (esto afecta la importancia de la conformidad con las especificaciones o de la adecuación para el uso).
– ¿La compañía comercializa sus productos sobre la base de una alta confiabilidad a un precio inicial mayor o menor confiabilidad a menor precio inicial?
– ¿Debe dedicarse el esfuerzo a optimizar los costos del usuario o los costos de manufactura?
– ¿Deben cuantificarse las “características” (confiabilidad, mantenimiento, etc.)?
– ¿Debe la compañía apoyarse en personas o en sistemas para sus controles?
– ¿Quién debe hacer la planeación de la calidad, el personal administrativo o el personal de línea?
– ¿Debe incluirse al proveedor en el equipo?
– ¿Debe la alta administración participar de manera activa en la planeación y aseguramiento de la calidad, o debe delegar esto en alguien más?

Conforme la compañía crezca al grado de incluir productos y mercados múltiples, se vuelve evidente que no existe un conjunto de políticas de calidad que pueda ajustarse a todos.

Este problema se resuelve creando varios niveles de políticas de calidad, por ejemplo, una política corporativa y políticas divisionales. La política corporativa se aplica en toda la compañía. Enumera los temas que deben contener las políticas creadas por cada división.

Estos temas deben incluir la preparación de un programa formal de calidad, la publicación de un manual de calidad que incluya responsabilidades, procedimientos, etc. y las medidas de auditoria para determinar el grado en que los planes son adecuados y se están cumpliendo.

También se pueden crear políticas para las actividades programadas como confiabilidad o para las actividades realizadas dentro de los departamentos funcionales.

Algunas organizaciones encuentran valioso desarrollar una “declaración de visión”. Con frecuencia, ésta es una colección de políticas de calidad.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNA

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online