Clasificación de los costos de la calidad

Costos de prevención. Son inversiones que se hacen para evitar que ocurran o que lleguen al cliente productos fuera de especificación, incluyendo los siguientes costos específicos:

– Costos de la planeación de la calidad.
– Como los sueldos de individuos asociados con los equipos de la planeación de la calidad y de la solución de problemas, el desarrollo de nuevos procedimientos, de nuevos diseños de equipo y estudios de conformidad.
– Costos del control de los procesos.
– Incluyen los costos que se efectúan al analizar los procesos de producción y de implementar planes de control de los procesos.
– Costos de los sistemas de información.
– Desembolsados para desarrollar necesidades de datos y medidas.
– Costos de capacitación y de administración general.
– Incluyendo programas de capacitación internos o externos, gastos del personal de oficinas y misceláneos.

Costos de evaluación.

Son aquellos asociados con esfuerzos para asegurar que se cumplen los requerimientos, generalmente a través de la medición y análisis de datos, con el fin de detectar divergencias en las especificaciones.

Las categorías de estos costos incluyen:

– Costos de pruebas y de inspecciones.
– Asociados con la recepción de materiales, el trabajo en proceso, los productos terminados, incluyendo costos y salarios de equipamiento.
– Costos de mantenimiento de instrumentos. Debidos a la calibración y reparación de los instrumentos de medición.
– Costos de medición y control de los procesos.
– Comprenden el tiempo utilizado por los trabajadores en reunir y analizar medidas de calidad.

Costos por fallas internas.

Ocurren como resultado de una calidad no satisfactoria, detectada antes de entregar un producto al cliente; algunos ejemplos son:

– Costos de desperdicio y retrabajo. Incluyendo materiales, mano de obra y gastos generales.
– Costos de acciones correctivas. Provenientes del tiempo utilizado en determinar las causas de las fallas y en corregir problemas de producción.
– Costos por deterioro. Por ejemplo, el ingreso perdido al tener que vender un producto a un precio inferior, ya que no cumple con las especificaciones. Fallas en los procesos.
– Como tiempos perdidos de máquinas no planeados o reparaciones de equipo no planeadas.

Costos por fallas externas.

Ocurren después de que al cliente le llegan productos de baja calidad, específicamente:

– Costos por quejas y devoluciones de clientes.Incluyendo el retrabajo de elementos devueltos, de pedidos cancelados y fletes.
– Costos por recoger productos y quejas por garantía. Incluyendo el costo de reparar o reemplazar, así como los costos administrativos asociados.
– Costos por responsabilidad a terceros por productos. Resultado de acciones y arreglos legales.

Una mejor prevención de una mala calidad reduce claramente los costos por fallas internas, ya que se fabrican menos elementos defectuosos.

También se reducen los costos por fallas externas. Además, se requiere menos evaluación porque los productos se hacen bien desde la primera vez.

Sin embargo, dado que la producción por lo general se concibe en el corto plazo, muchos gerentes no comprenden o no implantan estas ideas.

Costos de a calidad en Organizaciones de Servicio

La naturaleza de los costos de calidad difiere entre organizaciones de servicio y de manufactura. La calidad en las organizaciones de servicio depende de la interacción entre empleado y cliente, lo que significa que los costos de evaluación tienden a representar un porcentaje más elevado de los costos totales de la calidad que en la manufactura. Además los costos por fallas internas tienden a ser mucho menores para las organizaciones de servicio con frecuente contacto con el cliente, ya que tienen poca oportunidad de corregir un error antes de que llegue al cliente. Llegado a ese punto, el error se ha convertido en una falla externa.

En las organizaciones de servicio, a menudo, se utilizan ampliamente técnicas de medición de trabajo y de muestreo para reunir costos de la calidad.

Por ejemplo, se puede utilizar la medición del trabajo para determinar cuánto tiempo utiliza un empleado en diversas actividades relacionadas con la calidad.

La proporción del tiempo utilizado multiplicada por el sueldo del individuo representa una estimación del costo de calidad para dicha actividad.

También se utilizan las encuestas a consumidores y otros procedimientos de retroalimentación de clientes a fin de determinar los costos de la calidad para los servicios. Sin embargo, la naturaleza intangible de los resultados dificulta la contabilidad de costos de la calidad para los servicios.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online