Clasificación y especificidad de las proteínas

Las proteínas se agrupan bajo dos categorías principales; holoproteínas y heteroproteínas. Las primeras están formadas exclusivamente por cadenas de péptidos, por tanto, se caracterizan por su estructura terciaria; las segundas, por cadenas de péptidos más un grupo prostético. Son holoproteínas las proteínas globulares, como las globulinas, albúminas, histonas, cuya estructura terciaria adopta una configuración más o menos esférica, lo que facilita la formación de dispersiones coloidales acuosas.

Y las proteínas fibrosas como el fibrinógeno de la sangre. La miosina de los músculos, el colágeno, cuya estructura terciaria adopta una disposición fibrosa.

Las glucoproteínas son heteroproteínas cuyos grupos prostéticos son glúcidos, así como en las lipoproteínas son ácidos grasos, en las fosfoproteínas el ácido fosfórico y en las cromoproteínas un pigmento.

A este último grupo pertenecen la hemoglobina de la sangre de los vertebrados y la clorofila de las plantas fotosintéticas, cuyos pigmentos son una metalporfirina; de hierro en la primera y de magnesio en la segunda. En las nucleoproteínas los grupos prostéticos son ácidos nucleicos.

Especificidad

La funcionalidad de las proteínas es muy diversa. Unas cumplen funciones estructurales (colágeno queratina), otras de transporte (hemoglobina), de reserva nutritiva (albúmina), catalíticas o reguladoras (enzimas, hormonas, vitaminas), defensivas (inmunoglobulinas) y otras.

Pero, a diferencia de otros principios inmediatos, las proteínas presentan especificidad, es decir, su secuencia de aminoácidos es propia de cada especie y a veces del propio individuo.

Cada célula contiene cientos de proteínas diferentes, cada tipo de célula tiene algunas proteínas que le son propias y casi todas las proteínas son características de cada especie.

El grado de diferencia entre las proteínas de dos especies depende de la relación evolutiva entre estas: los organismos con un parentesco no muy cercano tienen proteínas que difieren de manera más notable en su secuencia de aminoácidos que las de parientes más próximos.

Algunas, incluso, difieren un poco entre los individuos de la misma especie, de modo que cada individuo es bioquímicamente único, salvo en casos de elevada consanguinidad o de gemelos idénticos.

Publicado en Ciencias naturales y física