Cómo hacer una platica de seguridad e higiene

A continuación les presentamos un esquema de lo que debe hacerse antes, durante y después de cada charla de cinco minutos, de acuerdo con las recomendaciones del Consejo Interamericano de Seguridad

ANTES DE LA SESIÓN

1. Planee la reunión. Familiarícese con el tema que va a exponer. Para ser efectivo, deberá presentar el tema de una forma convincente, sin leer al pie de la letra un material preparado con anticipación. Usted debe demostrar que conoce el tema mejor que sus trabajadores.

2. Celebre la reunión en el área de trabajo. Por ser las charlas tan breves, alrededor de cinco minutos, a veces no es necesario que todo el personal tome asiento. Hay supervisores que llevan a cabo reuniones muy efectivas en un taller dejando que cada trabajador adopte la posición que más le agrade. En otras palabras, si alguien quiere permanecer de pie durante la charla no hay razón para negarle ese deseo.

3. Antes de la reunión acumule todo el material que va a utilizar. Siempre que sea posible utilice equipos o herramientas que emplean regularmente los trabajadores para ilustrar lo que quiere decir. Refuerce la necesidad de utilizar siempre el equipo de protección personal, como lentes, protectores auditivos, respiradores, ropa y calzado.

DURANTE LA SESIÓN

1. Celebre una reunión cada semana.

2. Limite la reunión a unos cinco minutos y trate sólo un tema.

3. Comience la reunión haciendo observaciones positivas sobre las prácticas de seguridad satisfactorias que haya observado recientemente.

4. Dé la charla utilizando sus propias palabras. Utilice sus notas sólo en aquellos pasajes en los que quiere tener la completa seguridad de que entenderán la información
precisa que les quiere comunicar.

3. Anime a su audiencia a que participe en la reunión. El propósito de estas reuniones o charlas es que los trabajadores piensen sobre lo que se les ha dicho y se entusiasmen con el tema de la prevención de accidentes. Una de las mejores formas de conseguir esto es dar la charla de tal forma que se haga un diálogo. Los sermones no son muy efectivos en esta clase de lugares.

Es una buena idea hacer saber a los trabajadores de antemano que se les va a solicitar que participen. Es más fácil conseguir que un trabajador participe en algo si sabe con anticipación que se va a solicitar su participación y puede ir pensando sobre las preguntas o respuestas apropiadas que hará si se le solicitan.

La terminación de la reunión es tan importante como su principio. La mayor parte de la gente se llevará en su mente sobre todo las últimas palabras que diga el supervisor. Por esa razón es muy necesario seleccionar estas últimas palabras y convertirlas en un mensaje fácil de entender y recordar, para que se grabe en la mente de todos y la tengan presente en ocasiones posteriores.

Una idea recomendable, practicada por algunos supervisores, es llevar preparadas fotocopias a la reunión con un resumen de la plática y repartirlas a los asistentes. Otra idea, no muy empleada, consiste en darles a los trabajadores una carpeta para que vayan archivan-do esos resúmenes.

Formato para reporte de platica de cinco minutos sobre seguridad

DESPUÉS DE LA SESIÓN

1. Elabore el reporte de la charla donde incluya quiénes asistieron, el tema tratado, la duración real y la programada, la actitud de los asistentes y sus comentarios personales. Guarde este reporte y úselo como base para preparar y mejorar sus charlas, y a la vez, para determinar cuál sería el siguiente tema a tratar.

2. Pida a los trabajadores que le comenten sus impresiones sobre la charla, y pídales sugerencias sobre nuevos temas. También refuerce en los encuentros con cada uno de ellos algunos puntos que considere importantes y que no pudo hacer frente al grupo.

3. Observe con frecuencia si los trabajadores aplican lo aprendido en la plática.

Fuente: Apuntes de Higiene y seguridad industrial de la Unideg.

Publicado en Higiene y seguridad industrial

Suscríbete:

who's online