Concepto moderno de gen

A la luz de los últimos descubrimientos de la biología molecular, el dogma central de la genética y, por su importancia, de la biología, se puede resumir del siguiente modo: el ADN contiene la información hereditaria y dirige la síntesis del ARN. El fenómeno de la reproducción de los seres vivos no se ha podido comprender en profundidad hasta conocer el mecanismo íntimo de síntesis de los ácidos nucleicos, basados en la capacidad de replicación del ADN y en la transcripción del ARN.

Ciertos virus (virus de ARN) constituyen las únicas excepciones a esta regla al copiar, mediante la enzima transcriptasa inversa, su secuencia de ARN en ADN incorporándola al material genético de la célula huésped; otros virus de ARN que infectan bacterias pueden replicar su ARN mediante la enzima ARN- replicasa.

Concepto moderno de gen 

Actualmente se sabe mucho más acerca de los genes que en tiempos de Mendel y de Morgan. Los datos sintetizados por este último sobre caracteres hereditarios, los genes, los cromosomas y el ligamiento fueron decisivos para comprender los mecanismos de la herencia, pero se basaban en el concepto de que el gen es la unidad indivisible de la herencia.

Según la concepción moderna, el gen es una cadena lineal de unidades distintas, los nucleótidos, dispuestas por parejas en la molécula doble de ADN. J. Watson lo definió como una región cromosómica distinta responsable de un producto celular especifico tal como la secuencia aminoácida de una proteína o de una cadena polipeptídica; consta de una serie lineal de  unidades potencialmente mutables, cada una de las cuales puede encontrarse en diferentes formas alternativas y entre las cuales pueden producirse entrecruzamientos.

El antiguo concepto de la relación «un gen – un carácter» ya no es adecuado. Todos los caracteres complejos están bajo el control de muchos genes. De hecho, el gen se subdivide en tres unidades.

El cistrón es la unidad de función genética y corresponde a la definición moderna de gen, es decir una secuencia de nucleótidos de la molécula de ADN (ciertos virus que usan ARN son una excepción) que codifica un polipéptido o una proteína.

El mutón es la unidad de mutación, es decir la porción más pequeña de cistrón que, al ser alterada, puede originar una mutación. El recón es la unidad de recombinación, es decir la porción más pequeña de cistrón capaz de intercambiarse por recombinación génica.

Publicado en Ciencias naturales y física