Concepto y tipos de organización

Las definiciones dan una base para entender el fenómeno que va a estudiarse. Consideraremos las definiciones del diccionario de la Lengua Española y de algunos escritores clásicos sobre el tema para posteriormente hacer un comentario.

El diccionario de la Lengua Española define organización como “Acción y efecto de organizar u organizarse; disposición de los órganos de la vida o manera de estar organizado el cuerpo animal o vegetal y disposición, arreglo, orden.”

Richard Daft dice que “las organizaciones son entidades sociales dirigidas a metas diseñadas con una estructura deliberada y con sistemas de actividad coordinados y vinculadas con el ambiente externo.”

El sociólogo Max Weber distingue primero el “grupo corporativo” de otras formas de organización social.

El grupo corporativo involucra “una relación social que es cerrada o limitada por medio de reglas, la admisión de extraños […] en la medida que su ordenamiento está reforzado por la acción de individuos específicos cuya función normal es esa, de un jefe o ‘cabeza’ y, generalmente, también de un grupo administrativo.”

Este aspecto de las definiciones contiene un número de elementos que requieren un análisis adicional, ya que son básicos para una buena parte de las demás definiciones.

Las organizaciones suponen, en primer lugar, relaciones sociales o, en otras palabras, que los individuos interactúan dentro de las organizaciones. Sin embargo, como lo sugiere la referencia a límites cerrados o restringidos. Estas personas no están simplemente en contacto aleatorio.
La organización (grupo corporativo) acepta unos grupos de la población y
excluye otros; además, tiene, en sí misma, unos límites. Un elemento importante de esta definición, la idea de orden, establece una diferencia aún

33 Diccionario de la lengua española.
34 Richard Daft, Teoría y diseño organizacional, p. 11.
35 Richard Hall, Organizaciones. Estructura y proceso, p. 28.

61

más profunda entre las organizaciones y otros entes sociales. Los patrones de interacción no aparecen por generación espontánea; la misma organización impone una estructura de interacción. Esta parte de la definición sugiere también que las organizaciones tienen una jerarquía de autoridad y una división del trabajo cuando están cumpliendo sus funciones. El orden se solidifica con la designación de personal específico para llevar a cabo esta función.

Chester Barnard ofrece una definición básica de una organización: “un sistema conscientemente coordinado de actividades o fuerzas de dos o más personas”;36 es decir, actividades logradas por medio de coordinación consciente, deliberada y con propósito. Las organizaciones requieren
comunicaciones, una disposición a contribuir por parte de sus miembros y un propósito común entre ellos. Barnard hace énfasis en el papel de los individuos, ya que son ellos los que deben comunicase, ser motivados y tomar decisiones. Mientras Weber hace énfasis en el sistema, Barnard centra su atención en los miembros del sistema. Más tarde se analizará la relevancia y las implicaciones de estos dos enfoques.

Hall declara que uno de los principales problemas que se presentan al analizar o pensar acerca de las organizaciones es que el término es muy similar al mucho más amplio “organización social”. La mayoría de los analistas conciben la organización social como las “redes de relaciones sociales y de orientaciones compartidas […] a las cuales se hace
referencia como a la estructura social y la cultura, respectivamente”;37

la organización social es el conjunto, más amplio, de relaciones y procesos de las cuales las organizaciones son una parte. El análisis de la organización social puede hacerse al nivel macro, o de todo el conglomerado social, o al micro, o interpersonal o intergrupal.
Los análisis experimentales de bivalencias y trivalencias, por ejemplo, contribuyen a comprender mejor la organización social. Las organizaciones,
en la forma en la cual estamos utilizando el término, son parte de una

36 Ibidem, p. 29.
37 Richard Hall, op. cit.p.29

62

organización social más general que se ve afectada por ellas y recíprocamente las afecta a su vez.

Algunos escritores han tratado de aliviar estos problemas terminológicos agregando ya sea el adjetivo complejas, la frase en gran escala o el adjetivo formales a la palabra organizaciones . Como lo anotan Peter M. Blau y W. Richard Scott, por ejemplo:

Siendo así que las organizaciones formales o son, frecuentemente, muy grandes y complejas, algunos autores se refieren a ellas como a organizaciones a ‘gran escala’ o ‘complejas’. Pero nosotros hemos considerado que estos términos provocan confusión por dos razones. Primera, las organizaciones varían en tamaño y complejidad y el uso de estas variables como criterios para definirlas resultaría en expresiones extrañas tales como “una organización pequeña en gran escala” o una “organización compleja muy compleja”. Segunda, aunque las organizaciones formales se convierte, a menudo, en muy grandes y complejas, su tamaño y su complejidad no emulan con los de la organización de una sociedad moderna, que incluye esas organizaciones y las relaciones que las ligan además de otros patrones no
organizacionales.38

El análisis se vuelve más concreto al considerar las definiciones y ejemplos de Amitai Etzioni y W. Richard Scott. Etzioni (1964) afirma:

Las organizaciones son unidades sociales (o agrupaciones humanas) deliberadamente construidas o reconstruidas para alcanzar objetivos específicos. Se incluyen corporaciones, ejércitos, universidades, hospitales, iglesias y cárceles; se excluyen tribus, clases, grupos étnicos y familias. Las organizaciones se caracterizan por:
1. Divisiones de trabajo, poder y responsabilidades de comunicación, divisiones que no están estructuradas al azar o de manera tradicional sino que han planeado deliberadamente para reforzar la obtención de objetivos específicos;
2. La presencia de uno o más centros de poder que controlan los esfuerzos concentrados de la organización y los dirigen hacia sus objetivos; estos centros de poder revisan también continuamente el desempeño de la organización y modifican su estructura, en donde sea necesario, para aumentar su eficiencia;

3. Sustitución de personal; por ejemplo, pueden retirarse personas
que no sean satisfactorias y asignarse sus tareas a otras. La organización también puede recombinar su personal por medio de transferencias y promociones.

Fuente: Apuntes de Administración IV del FCA de la UNAM

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online