Concepto y tipos de sistemas

El concepto de sistema en general está sustentado sobre el hecho de que ningún sistema puede existir aislado completamente y siempre tendrá factores externos que lo rodean y pueden afectarlo.

La palabra sistema tiene muchas connotaciones: una de ellas lo considera como un grupo de unidades combinadas que forman un todo organizado. Según Von Bertalanffy “el sistema es un conjunto de unidades recíprocamente relacionadas”.

Otras definiciones que podemos considerar son las siguientes:

R.A. Johnson y F.E. Kast: Es un todo organizado y complejo, implica un complejo interconectado de componentes o partes fundamentalmente relacionadas, que forman un todo unitario.

Norman Barisch: Son medios por los cuales el personal de una empresa opera para lograr los objetivos de ella.

Joaquín Rodríguez Valencia: Es un conjunto organizado, formando un todo, en el que cada una de sus partes están interrelacionadas a través de un orden lógico, que concatena sus actos hacia un fin determinado.

Ludwig Von Bertalanffy: Conjunto de unidades recíprocamente relacionadas.

Richard Hall: Conjunto de objetos y sus relaciones, y las relaciones entre los objetos y sus atributos.

Cuadro 1.1. Conceptos basados en diferentes referencias7

El aspecto más importante del concepto sistema es la idea de un conjunto de elementos interconectados para formar un todo que presenta propiedades y características propias que no se encuentran en ninguno de los elementos aislados. Es lo que denominamos emergente sistémico: una propiedad o característica que existe en el sistema como un todo y no en sus elementos particulares.

Analizando las definiciones, podemos decir que existen en ellas varios elementos; por ejemplo, en la definición de Von Bertalanffy, se deducen dos características básicas de un sistema:

Propósito u objetivo. Todo sistema tiene uno o varios propósitos u objetivos. Las unidades o elementos, así como las relaciones, definen una distribución que trata siempre de alcanzar un objetivo.

Globalismo o totalidad. Cualquier estímulo en cualquier unidad del sistema afectará a todas las demás unidades debido a la relación existente entre ellas.

El efecto total de esos cambios o modificaciones se presentará como un ajuste de todo el sistema, que siempre reaccionará globalmente a cualquier estímulo producido en cualquier parte o unidad.

También podemos considerar otros componentes como son los elementos y las interrelaciones. “Los elementos son los entes capaces de producir las acciones que debidamente combinadas pueden lograr el objetivo (si el sistema es dinámico), o pueden adoptar y presentar disposiciones que satisfagan el objetivo (si el sistema es estático).

Las interrelaciones son las transacciones ente los elementos, de modo que sus acciones o disposiciones conduzcan al objetivo deseado. Esto significa que no todas las relaciones que puedan existir entre los elementos son significativas para el sistema, sino sólo aquellas que conduce, en alguna forma, al logro del objetivo.”

También están los objetos y los atributos. Los primeros son simplemente las partes del sistema, éstas pueden ser físicas o abstractas; los segundos, son en sí mismos, las propiedades de los objetos.

Por ello, es indispensable considerar estas características en el logro de los objetivos de la organización. Considerar el desarrollo de las funciones con un enfoque sistemático nos va a permitir trabajar en equipo porque se partiría del principio básico de la Teoría General de Sistemas, que señala que todos los elementos están interrelacionados entre sí.

Considerando esto, podemos decir que el enfoque de sistemas es una metodología que auxiliará a los tomadores de decisiones a considerar todas las ramificaciones de sus decisiones una vez diseñadas; es decir, los sistemas deben planearse, no debe permitirse que sólo sucedan.

Uno de los objetivos del enfoque de sistemas y de la Teoría General de Sistemas es buscar similitudes de estructura y de propiedades, así como fenómenos comunes que ocurren en sistemas de diferentes disciplinas.

El enfoque de sistemas busca encontrar la relación de métodos con el fin de extender su dominio y aplicación, así como facilitar la comprensión de nuevos fenómenos.

Dentro de la terminología de la Teoría General de Sistemas está el concepto de subsistema, el cual podemos considerar que es una parte del sistema y un conjunto de partes e interrelaciones que se encuentran estructural y funcionalmente dentro de un sistema mayor, lo que determina sus características. Pero dichos subsistemas a su vez pueden ser considerados como sistemas.

Si quisiéramos comprender mejor existe un sistema mayor llamado suprasistema que contiene al sistema que a su vez contiene a los subsistemas; cada uno por separado se considera un sistema.

Fuente: Apuntes de Administración IV del FCA de la UNAM

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online