Contenido de la comunicación

Es frecuente confundir la forma, el continente de la comunicación, con su contenido de la comunicación, con su contenido. A menudo atienden acuidisiosamente los medios y recursos para comunicar y se olvida, o apenas se cuida, el verdadero propósito de la comunicación.

La comunicación es proceso mediante el cual se transmiten significados de una persona a otra, es transmisión de la información. Idea emociones, habilidades por medio del uso de símbolos, palabras u otras maneras de expresión.

De esto resulta la comunicación, mirada en su conjunto, es un medio (proceso) no fin en sí, de hacer común a otros, algo que pensamos o sabemos, para alcanzar objetivos ciertos. En este sentido, su finalidad más transcendente, como hemos expresado reiteradamente, consiste en justificar y hacer cobrar la realidad al hecho fundamental de la existencia humana.

La información se actualiza al través de la comunicación. Hay en la naturaleza, acervos de datos, conocimientos, ideas, sentimientos o experiencias. Las expresiones de la cultura, los hechos, las normas, principios, fenómenos, relaciones, interacciones son simplemente datos, permanecen en estado latente, sin manifestarse con una orientación, hasta en un tanto no se convierten en información en virtud de un factor dinámico que se le hace objeto de la comunicación. Las informaciones, entonces, aquello que es comunicado, o sea, el contenido de la comunicación, como un cumulo de datos, los cuales adquieren u significado, que no poseían hallándose dispersos o sistematizados, sino hasta el momento de pasar potencia a cato, en función del mensaje que se pretende hacer llegar al receptor y de los objetivos que han de satisfacer dicho mensaje.

Así las cosas, o la información esta implícita en la comunicación y no fuera de ella. No tiene efectividad independiente, los datos devienen información, cuando recopilan o se reciben, se transmiten, perciben, interpretan y de algún modo se utilizan, o se les asigna conscientemente su destino.

El mensaje representa realmente el resultado material de la actividad de quien emite la comunicación, cuando hablamos, nuestro discurso implica el mensaje, cuando escribimos, el mensaje es lo escrito, si pintamos, es el cuadro, si gesticulamos, las expresiones del rostro y los ademanes constituyen el mensaje, si se produce un reportaje procesado electrónicamente, este es el mensaje.

La etapa del mensaje nos ayuda a destacar el propio mensaje, su contenido, formato y objetivos, y conviene reparar en tres aspectos que la configuran. Código, contenido y tratamiento. Cada caso, a su vez, puede ser examinado en razón de sus elementos y de la forma en que se estructuran.

Todo lo que existe se conoce por el hombre en alguna forma, es decir, articulado en una estructura. Los elementos básicos de un idioma, por ejemplo, los sonidos, que se agrupan en fonemas y, a un nivel mas elevado, en morfemas.

Estos grupos de sonidos se identifican con las letras del alfabeto, con las cuales a su vez se constituyen palabras, y así sucesivamente frases por periodos y cláusulas.

Fuente: Apunte de Comunicación Administrativa del Instituto Tecnológico de la Paz

Publicado en Comunicación administrativa

Suscríbete:

who's online