Contenido imagen texto

Para imprimir imágenes, debes de tener en cuenta varios puntos:

El tipo de imagen, es decir, si es de línea o en medios tonos. Las imágenes de línea pueden ser dibujos o logotipos, siempre que tengan colores sólidos.

Las imágenes en medios tonos son todas aquellas que tienen degradados o variaciones de tono, como pueden ser fotografías o ilustraciones.

Las tintas que va a llevar tu imagen. Puede ser monocromo (un solo color),duotono (es decir, que lleva dos colores) tritono (tres colores) o en cuatrícomía, o formada por las cuatro tintas básicas de impresión, cian, amarillo, magenta y negro (CMYK), que al ser impresas producen toda la variedad de tonos.

El formato en el que está tu imagen. Puedes entregar al impresor tu foto original, o ya digitalizada. Si se la entregas digitalizada, asegúrate de que esté en el formato más adecuado, ya sea gif, tiff, eps , o jpg.

En el caso de que tengan selección de color, debes cuidar también de que estén en modo CMYK (que es el que se usa para la impresión) y no RGB (que es el que se una para monitores).

La resolución en la que debe estar tu imagen. Puedes tener problemas si la llevas a una resolución muy alta o muy baja. Tu resolución debe de estar de acuerdo a la resolución que vas a tener al imprimir.

Una buena regla a seguir es que la resolución de tu imagen (medido en puntos por pulgada o dpi) debe de ser de 1.6 a 2 veces la resolución de tu impresión (medida en líneas por pulgada o lpi).

Si tu imagen no tiene muy buena resolución, y no puedes conseguir el original para digitalizarla de nuevo, asegúrate de que su tamaño sea menor al original.

Fuente: Apunte de Organización de presentaciones y exhibiciones de la U de Londres

Publicado en Organización de exhibiciones y presentaciones

Suscríbete:

who's online