Control de los inventarios

El inventario es la cantidad de materiales que se encuentran en el almacén. Cuando el inventario está por debajo del consumo, es decir, que se tiene almacenado menos material de lo que se consume en un periodo determinado, se llega a un momento en que el proceso de producción se para por falta de material, por lo cual la empresa no puede cumplir con los clientes al no entregar el producto a tiempo.

Causa paro en la maquinaria, y se debe pagar mano de obra sin utilizarla. Cuando el inventario está por encima del consumo, es decir, que en el almacén, existe más cantidad de material de lo que se consume en un periodo determinado, esto significa que hay material que no se va a consumir en un periodo y que por consecuencia no se genera utilidad con él y el dinero que se puede utilizar en otros fines está paralizado, por otro lado, el costo por el almacenamiento aumenta y existe la probabilidad de que el material sufra de deterioro o robo.

El objetivo de llevar a cabo un control de los inventarios es que se mantenga una cantidad adecuada de materiales o un inventario promedio, para que exista la disponibilidad de los mismos en cualquier momento y no afecte económicamente a la empresa, por lo que se debe establecer la cantidad mínima que debe haber en el inventario para volver a comprar.

A esa cantidad se le conoce como punto de reorden.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online