Corriente continua y corriente alterna

La corriente eléctrica muestra dos tipos de comportamiento diferenciado en cuanto al sentido en que recorre el circuito. De este modo, en general se distingue entre corriente continua y alterna. La primera es la que recorre el circuito siempre en idéntico sentido. La segunda es la que cambia el sentido de recorrido del circuito varias veces por segundo y presenta una intensidad determinada independientemente del sentido del recorrido del circuito.

Así, por ejemplo, la corriente doméstica en los países europeos es alterna de 50 Hz (hercios), lo que significa  que la corriente cambia su sentido 50 veces cada segundo.

La pila eléctrica

Las fuentes de voltaje de corriente continua reciben el nombre de pilas o baterías. Su funcionamiento se basa en la transformación de energía química en energía eléctrica mediante la inversión del proceso de la electrólisis. De un modo mas preciso el concepto de batería se aplica a conjuntos de pilas iguales.

Las pilas consumen poco a poco el combustible químico generando electricidad. Entre éstas destaca la pila Daniell, formada por dos electrodos de cobre o cinc sumergidos en una disolución de acido sulfúrico que hace las veces de electrólito.

El proceso mediante el cual se genera energía eléctrica se basa en la disolución lenta del cinc para dar iones de cine y liberar electrones que hacen que dicho electrodo adquiera carga negativa.

Por otro lado, en el electrodo de cobre los iones de hidrogeno del ácido sulfúrico se neutralizan mediante la captura de electrones del cobre.

Esto da lugar a la liberación de hidrogeno gaseoso y a que el electrodo se cargue positivamente. Si se unen ambos electrodos mediante un conductor de cobre circula una corriente desde el electrodo positivo (cátodo) hacía el negativo (ánodo).

Existen otros tipos de pila, como la pila seca de Leclanché (empleada en radios, linternas, etc.), o la llamada pila de Weston, que emplea el cadmio como electrodo. Todas ellas tienen una vida limitada determinada por el fin del proceso de oxidación o reducción que se verifica en su interior.

La fuerza electromotrizde las pilas no depende en modo alguno de su tamaño, sino de los elementos empleados como

electrodos y de la sustancia utilizada como electrolito. Sin embargo, el tamaño de la pila si que determina su capacidad. Se han desarrollado las denominadas pilas de combustible, en las que se reponen constantemente con un combustible químico los electrodos que van agitándose, lo que les confiere una duración prácticamente ilimitada.

Así, mediante, por ejemplo, la inversión de la electrolisis del agua, se logra la formación de agua por combinación de hidrogeno y oxigeno y la producción de corriente.

Publicado en Ciencias naturales y física