Criterios para el diseño de interfaces de usuario

Lo que se busca con las interfaces es que sean una extensión de las personas, es decir, el sistema debe ser acorde con las capacidades de las personas y que responda en forma específica a sus necesidades.

Esto implica que la interfaz busca apoyar en la consecución de los objetivos de la organización en forma eficiente, esto lo logra si es fácil de aprender, y fácil de usar evitando sentimientos de tedio y/o frustración.

Para lograr eso se ha generado un conjunto de criterios mínimos que deben ser tomados en cuenta al momento de crear una interfaz que se explican a continuación:

Consistencia

La consistencia gravita en la uniformidad en apariencia, colocación, y comportamiento. Esta es una regla que orienta a todas las actividades de diseño.

La importancia de este criterio está en que puede reducir el esfuerzo humano para aprender, así como las habilidades requeridas para su aprendizaje.

Corrección de errores

El usuario debe tener la posibilidad de retractarse o cancelar una acción haciendo uso de un comando de deshacer. Esta característica ayuda mucho a los usuarios nuevos disminuyendo su estrés cuando hacen algo mal.

Se debe tener mucho cuidado cuando una acción no se puede deshacer y sus consecuencias son críticas, hay que asegurar que los usuarios nunca pierdan su trabajo como resultado de sus errores o errores técnicos.

Metáforas

Muchas veces, para simplificar descripciones que ejecutan cierta tarea se sustituyen por un elemento visual que representa la acción que se espera que haga el usuario, a esto se le llama metáforas.

Las metáforas o analogías deben ser realistas y simples. Además, se debe tratar de que se asemejen lo más posible a la vida real y que tengan significado para el usuario.

Ergonomía y estética

Los sistemas son más usables cuando indican claramente su estado, las posibles acciones que se pueden tomar, y los resultados de las acciones que se hagan con él.

Esto se logra creando una organización jerárquica colocando la información o controles dentro de categorías lógicas. También, es necesario presentar y ocultar la información y control según el contexto en el que se encuentre el sistema.

Las características anteriores se logran aplicando los conceptos de ergonomía y de estética. La ergonomía es un proceso que busca encontrar la distribución de los elementos más adecuada a fin de que las personas ejecuten sus actividades eficientemente.

La estética busca que los elementos de la interfaz gráfica sea agradables a la vista del usuario. Aunque ambos conceptos pueden ser aplicados por separado su fortaleza radica en su aplicación conjunta.

Interfaces dinámicas

Por su naturaleza, la de ser un intermediario entre dos entes (máquina-usuario), todas las interfaces gráficas son de carácter dinámico.

El término de interfaces dinámicas en algunas ocasiones es sinónimo de interfaces amigables y se presenta en la fase de análisis cuando algún usuario o cliente quiere dar a entender que espera una interfaz gráfica atractiva y que sea fácil de usar a fin de agilizar su trabajo.

Modelos de diseño de interfaces de usuario

Cuando se está en el proceso de desarrollo de un sistema se puede presentar uno o más de los siguientes modelos respecto a la interfaz de usuario:

Modelo de diseño.- Es creado por un ingeniero de software.

Modelo de usuario.- Es creado por cualquier otro ingeniero que no sea ingeniero de software.

Percepción de usuario.- Es creado por el usuario final.

Imagen del sistema.- Es creado por los programadores del sistema.

Cabe destacar que estos modelos pueden ser meramente mentales según lo cree cada persona por lo que el diseñador de la interfaz tiene como tarea conciliar estos modelos a fin de considerar los puntos de vista y el sistema cumpla con su propósito.

Fuente: Apuntes de Informática IV de la FCA de la UNAM

Publicado en Análisis y diseño de sistemas estructurados

Suscríbete:

who's online