Cuestionario “bloqueos”

1. Estoy insatisfecho con nuestra política general de reclutamiento.
2. Algunos administradores actúan como si las líneas de responsabilidad no fueran claras.
3. La mayoría de los administradores no parecen tener una comprensión clara de lo que causa nuestros problemas.
4. Nos faltan las habilidades necesarias.
5. En ciertas áreas de la compañía, el personal no muestra mucho interés por sus trabajos.
6. El personal no toma la iniciativa para poner en práctica las nuevas ideas.
7. Existen conflictos entre departamentos.
8. Nuestro enfoque se basa en el supuesto de que el dinero es la única motivación del personal.
9. No estamos desarrollando correctamente los sucesores de nuestros empleados clave.
10. No se dedica suficiente tiempo a la planeación para el futuro.
11. Al personal le cuesta demasiado llegar a una norma de desempeño aceptable.
12. Algunas personas no ven claramente definidos sus trabajos.
13. Muchos administradores no delegan suficientes.
14. No parece haber suficiente tiempo para tomar la capacitación en serio.
15. El personal parece no responder a los incentivos.
16. Tendemos a no aceptar de buena gana las ideas no convencionales.
17. El personal no se reúne para trabajar en problemas comunes.
18. Muchos administradores creen que para incrementar los resultados se debe ejercen una supervisión más estrecha
19. Muchas veces tenemos que contratar administradores de fuera.
20. Uno de mis principales problemas es que no sé cómo enfrentar el ambiente externo.
21. Parece que cada año disminuyen los requisitos de las posiciones subordinadas.
22. Necesitamos actualizar nuestra organización.
23. Sentimos que la mayoría de las decisiones deben ser tomadas por la alta dirección.
24. Los diferentes departamentos tienen diferentes actitudes con respecto a la capacitación. Algunos la toman en serio, otros no.
25. Parece que no podemos recompensar al personal por un esfuerzo especial.
26. Tendríamos más éxito si tomáramos más riesgos.
27. El personal de la compañía parece no estar dispuesto a decir lo que realmente piensa.
28. Los administradores parecen creer que el personal es básicamente indolente.
29. No planeamos el desarrollo sistemático de nuestro personal.
30. Es difícil hacer evaluaciones válidas de personal porque tenemos poca información sobre ello.
31. Un elevado porcentaje de los nuevos empleados se va rápidamente.
32. Diferentes áreas de la organizacional en diferentes direcciones.
33. No sé qué talento hay disponible.
34. Las habilidades técnicas y manuales se aprenden sobre la marcha.
35. Creo que algunas personas se sienten explotadas.
36. Según los antecedentes, creo que recompensamos más la conformidad que la innovación.
37. Existe más disciplina cuando se aplica presión.
38. Algunos administradores quisieran volver a los tiempos cuando la disciplina era lo más importante.
39. Podríamos hacer mucho más para desarrollar a los que, potencialmente, son más capaces
40. Muchas veces creo que los objetivos personales de los empleados tienen poco que ver con las metas de la empresa.
41. No tenemos miembros staff suficientes.
42. Los altos directivos están muy ocupados con asuntos detallados.
43. No es fácil disponer de la información necesaria para tomar las decisiones.
44. Nuestros administradores tuvieron que aprender por el camino difícil y creen que los demás deben hacer lo mismo.
45. El personal de la organización no recibe una explicación completa sobre la manera en que se evalúa su desempeño.
46. Las empresas de la competencia parecen tener ideas brillantes.
47. Los administradores de los departamentos no son suficientemente abiertos entre sí.
48. Finalmente, mi única responsabilidad es la de hacer dinero para los accionistas.
49. El personal no sabe lo que la empresa tiene en mente para él en el futuro.
50. Tendemos a juzgar al personal con base en las características personales en lugar de sus contribuciones.
51. Parecemos incapaces de seleccionar nuevos ejecutivos confiables.
52. Algunos departamentos tienen más personal que lo que justifica su contribución.
53. La organización opera con ideas antiguas.
54. La capacitación de la alta dirección parece errática.
55. Si las situaciones se complicaran creo que los subgerentes pudieran hacer lo suficiente para ayudar a su empresa.
56. Rara vez se cuestiona una política establecida.
57. Las juntas no son bien recibidas porque generalmente no son productivas.
58. La mayoría de los administradores no se interesan seriamente por la felicidad del personal en el trabajo.
59. La sucesión y el desarrollo administrativos no pueden ser planeados. Influyen demasiadas variables.
60. Los planes a largo plazo de la organización no están tan bien desarrollados como sería necesario.
61. No existe mucho talento en la organización.
62. Es demasiado frecuente que las cosas importantes no se hagan o se hagan dos veces
63. Los administradores no reciben estadísticas sobre rotación de personal de una forma regular.
64. Los administradores encuentran difícil ajustar el cambio.
65. Generalmente el clima organizacional no es de apoyo.
66. Ésta es una época dinámica y la compañía no está moviéndose lo suficientemente rápida
67. Las lecciones que se aprenden en un departamento no se transfieren a otros.
68. No hemos tratado de que los trabajos sean interesantes y llenos de sentido.
69. Desarrollamos a muchas personas que luego se unen a nuestros competidores.
70. Algunos administradores expresan los objetivos en términos muy vagos.
71. Hemos cometido errores muy serios en nuestras contrataciones.
72. Algunos gerentes están sobrecargados de trabajo, mientras otros hacen muy poco.
73. No sabemos qué tan competitivos son nuestros salarios, porque no contamos con parámetros comparativos.
74. Tenemos problemas para que el personal se actualice.
75. En general, a nivel de subgerentes se perciben síntomas de frustración.
76. La alta dirección no considera la creatividad como parte de su trabajo.
77. La competencia interna es tan dura que se vuelve destructora.
78. Necesitamos mayor profundidad administrativa.
79. Parece ser imposible darles experiencia administrativa suficiente a los gerentes.
80. Las prioridades no parecen ser claramente comprendidas por toda la compañía.
81. Cuando reclutamos nos es difícil separar el trigo de la paja.
82. La reorganización es especialmente difícil debido a la existencia de actitudes muy rígidas.
83. No se genera información sobre dónde se necesita el control administrativo.
84. Se incrementaría la calidad si nuestro staff estuviese más capacitado.
85. El personal está insatisfecho con nuestra estructura de pagos.
86. Los administradores no son suficientemente sensibles ante los cambios en el ambiente externo.
87. Los empleados podrían ayudarse más entre ellos, 10 cual parece no importarles mucho.
88. A los administradores se les llama por sus nombres de pila.
89. La educación administrativa tiene poca utilidad para nosotros.
90. Nuestro proceso de planeación no puede enfrentar los cambios rápidos en el entorno.
91. No tenemos políticas de reclutamiento para toda la compañía: cada gerente hace lo mejor que le conviene.
92. Nuestra estructura administrativa parece inhibir la comunicación.
93. El control administrativo parece disminuir daños.
94. Es difícil para el nuevo personal ajustarse a nuestros métodos.
95. Creo que el personal vería con buenos ojos un mayor reto en sus trabajos.
96. No se enfrentan los problemas de manera franca y abierta.
97. Los equipos no emprenden acciones para mejorar su forma de trabajo.
98. Muchas veces los gerentes están en conflicto entre sí.
99. Preferimos no ser abiertos acerca de las posibilidades futuras de nuestro personal.
100. Nuestros procesos de toma de decisiones son demasiado largos.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online