Cuidados al niño sometido a exanguinotransfusión

Se realiza cuando existen valores altos de bilirrubina sérica (>20 mg/dl). Consiste en el recambio de sangre de forma paulatina, intermitente, fraccionada y lenta (10-20 ml) para eliminar bilirrubina y eritrocitos dañados (en cada fracción se intercambia el 5% de la volemia).

Para que la exanguinotransfusión tenga garantía el recambio sanguíneo debe ser del doble de la volemia del R.N., así nos aseguramos el haber cambiado el 90% de la masa eritrocitaria.

Es un proceso que no está exento de riesgos, hay morbilidad y mortalidad del R.N.

Preparación y valoración del R.N.

1) Analítica (bilirrubina, hematocrito, hemoglobina y glucosa debido al alto riesgo de hipoglucemia).
2) Comprobar el estado hemodinámico, T.A., F.C. y equilibrio ácido-base.
3) Mantener la temperatura corporal (cada 1/2 hora). Debe tener una fuente de calor con mecanismo de control.
4) Monitorización de F.C., temperatura, F.R., y a veces presión venosa central.
5) Estómago vacío desde como mínimo 2-4 horas antes. A veces se comprueba introduciendo una sonda nasogástrica.
6) Máxima asepsia (sin cubrir al R.N.).
7) Vía con suero glucosado y control de glucemia (45-90mg/dl de sangre). Realización de controles periódicos.

Material necesario

Se prepara una bandeja con catéteres umbilicales, jeringa, llave de 4 vías, regleta para presión venosa central, bisturí, tijeras, mosquitos, pinzas.

El acceso vascular, que normalmente suele ser la vena umbilical, se hace con rayos X y se comprueba que ha pasado el ductus hepático y el diafragma.

Técnica

Hay que vigilar en las 6 horas siguientes:

1) Depresión neurológica
2) Infección
3) Función cardiorrespiratoria (apnea, bradicardia, etc.)
4) Distensión abdominal
5) Temperatura

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online