Datos secundarios

Los datos secundarios o históricos son datos previamente recopilados y organizados para algún proyecto distinto del que se realiza en ese momento.

Los datos primarios son datos recopilados y organizados específicamente para el proyecto que se lleva a cabo en ese momento.

Los datos secundarios se encuentran con frecuencia dentro de la empresa o de bibliotecas de organismos gubernamentales, de cámaras o asociaciones profesionales, así como de publicaciones como los periódicos y revistas técnicas o especializadas.

Además, algunas empresas se especializan en proporcionar información útil para muchas organizaciones, como los indicador es de las tendencias de la economía. El investigador que recopila datos del Censo de población o de las encuestas de negocios actuales, utiliza fuentes secundarias.

Una investigación bibliográfica de artículos y libros publicados que analiza teorías y estudios empíricos del pasado sobre un tema es un primer paso casi universal en los proyectos de investigación académica. La investigación bibliográfica también es común en muchos estudios de investigación aplicada.

Los estudiantes que han escrito trabajos de fin de curso deben estar familiarizados con el uso de sistemas computarizados de búsqueda, índices de literatura publicada y otras fuentes bibliotecarias para reunir bibliografía sobre investigaciones anteriores.

Por ejemplo, supongamos que un banco se interesa en determinar los mejores sitios para ubicar cajeros automáticos adicionales. El primer paso lógico sería investigar los factores que los banqueros de otras partes del país consideran importantes.

Al leer los artículos publicados en revistas sobre la banca, la gerencia podría descubrir rápidamente que las mejores ubicaciones se encuentran dentro de los centros comerciales o en zonas industriales, donde la gente que trabaja es joven, tiene ingresos regulares o hace compras de manera habitual, al igual que las amas de casa.

Estos datos podrían conducir al banco a investigar la información del censo para determinar dónde vive tal tipo de personas en la ciudad. La revisión y el arreglo del trabajo ya recopilado por otros es un punto de inicio económico para la mayoría de las investigaciones.

Los datos secundarios casi siempre se obtienen en forma más rápida y a menor costo que los datos primarios. Sin embargo, es posible que los datos secundarios no estén actualizados y no satisfagan con exactitud las necesidades del investigador porque se recopilaron para otro propósito.

Sin embargo, las fuentes secundarias son frecuentemente muy valiosas en la investigación exploratoria. La investigación de tales fuentes ha ahorrado al investigador el trabajo de inventar de nuevo la rueda en la recopilación de datos primarios.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online