Demanda agregada

La curva de demanda agregada representa la cantidad de bienes y servicios que los habitantes, las empresas y las entidades públicas de un país quieren comprar para cada nivel de precios.

Los factores que determinan la demanda agregada son:

Cambio en el gasto privado:

– Riqueza del consumidor
– Expectativas del consumidor
– Endeudamiento del consumidor
– Impuestos

Cambio en el gasto de inversión:

– Tasas de interés
– Expectativas de beneficio en proyectos de inversión
– Impuestos a las empresas
– Tecnología
– Grado de capacidad ociosa

Cambio en el gasto gubernamental.

Cambio en las exportaciones netas:

– Ingreso nacional de otros países
– Tasas de cambio.

La curva de la demanda agregada se representa de la siguiente forma:

Curva de demanda agregada

La curva de demanda agregada tiene pendiente negativa; se da una relación inversa entre los precios y los niveles de consumo. Es decir, si suben los precios la gente querrá comprar menos y si bajan querrá comprar más (parece que es una postura comprensible). O muestra la relación inversa entre niveles de ingreso y niveles de precio para los cuales los distintos mercados analizados (mercado de bienes y servicios y mercado de dinero) están en equilibrio.

El cruce de las curvas de oferta y demanda agregadas determina el nivel de producción y de precios en el que la economía se encuentra en equilibrio; también determina el nivel de empleo.

Cantidad ofrecida = Cantidad demandada

Equilibrio de la oferta y demanda agregada

¿Qué ocurre si la economía no se encuentra en dicho punto de equilibrio?

Supongamos que la oferta es mayor que la demanda (punto B). Esto implica que parte de la producción de las empresas no encuentra vendedor, por lo que para evitar quedarse con parte de la producción en el almacén las empresas bajarán los precios (lo que hará subir la demanda) al tiempo que reducen la producción; este proceso continúa hasta que la economía vuelve a situarse en el punto de equilibrio.

Supongamos ahora que la oferta es menor que la demanda, parte de la demanda de los ciudadanos se quedará sin satisfacer lo que presionará los precios al alza. Las empresas aumentarán su producción para atender esta demanda insatisfecha. El proceso continúa nuevamente hasta que la economía vuelve a situarse en el punto de equilibrio.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online