Depreciaciones y amortizaciones

El término “depreciación” tiene exactamente la misma connotación que “amortización”, pero el primero solo se aplica al activo fijo, ya que con el uso, en el tiempo estos bienes valen menos.

Es decir, se deprecian; en cambio, la amortización sólo se aplica a los activos diferidos o intangibles, ya que, por ejemplo, si se ha comprado una marca comercial, ésta, con el uso del tiempo, no baja de precio o se deprecia, por lo que el término amortización significa el cargo anual que se hace para recuperar esa inversión.

Cualquier empresa que esté en funcionamiento para hacer los cargos de depreciación y amortización correspondientes, deberá basarse en la Ley del Impuesto sobre la Renta.

El monto de los cargos hechos en forma contable puede ser esencialmente distinto del de los hechos en forma fiscal.

Ahora es conveniente preguntar y explicar ¿cuál es el propósito real de hacer unos cargos llamados “costos por depreciación y amortización”? ¿Qué pretende el gobierno con esto y cuál es el beneficio del usuario o causa nte?

Supóngase que se adquiere un bien por $ 20, 000.00 como parte de la inversión de una empresa.

En el momento de la compra se paga el valor total de ese equipo. El objeto del gobierno y el beneficio del contribuyente es que toda inversión pueda ser recuperada por la vía fiscal (excepto el capital de trabajo).

Esto lo logra el inversionista haciendo un cargo llamado “costos por depreciación y amortización”.

La inversión y el desembolso de dinero ya se realizó en el momento de la compra, y hacer un cargo por el concepto mencionado implica que en realidad ya no se está desembolsando ese dinero; luego, entonces, se está recuperando.

Al ser cargado un costo sin hacer el desembolso, se aumentan los costos totales y esto casos, por un lado, un pago menor de impuestos, y por otro, es dinero en efectivo disponible.

Ahora la pregunta es ¿qué cantidad porcentual del valor del bien se puede recuperar (cargar como costo) cada año y cuántos años se tardará en recuperar todo el valor del bien? El gobierno, con base en el promedio de vida útil de los bienes les asigna un %, según su tipo, y sólo permite, en México, el uso del método de depreciación llamado línea recta.

Prosiguiendo con el ejemplo de que se ha adquirido un bien en $ 20,000.00. Por ejemplo, si éste fuera un mobiliario de oficina, el % autorizado sería del 10% anual; si fuera un troquel, el % autorizado sería del 35% anual (véanse todos los porcentajes autorizados en la Ley del Impuesto sobre la Renta).

El método de línea recta consiste en depreciar (recuperar) una cantidad igual cada año por determinado número de años, los cuales están dados por el propio % aplicado.

Si el bien fuera el mobiliario de oficina con un costo de $ 20,000.00 y una tasa de depreciación anual de 10%, entonces cada año y durante 10 se recuperará 10% de 20,000, es decir, 2,000, hasta completar los 20,000 en 10 años.

Si el bien adquirido fuera un troquel, cada año y durante casi tres años, se recuperaría 35% del valor, y quedaría así:

Primer año 20,000 X 35% = 7,000
Segundo año 20,000 X 35%. = 7,000
Tercer año 20,000 X 30% = 6,000
100% 20,000

Si se tratara del troquel, el efecto fiscal sería que después de tres años se hubiera recuperado todo el valor del bien, hacia el cuarto año ya no se podría hacer fiscalmente ningún cargo, aunque la empresa mantuviera el bien en uso.

El gobierno pretende con este mecanismo que toda inversión privada sea recuperable por la vía fiscal, independientemente de las ganancias que dicha empresa obtenga por concepto de ventas.

Además, si las empresas reemplazaran los equipos al término de su vida fiscal, la planta productiva del país se activaría en alto grado.

Debe agregarse que la fracción IV del artículo 44 de la Ley del Impuesto sobre la Renta* dice: “La Secretaría de Hacienda con fines de fomento económico podrá autorizar que se efectúe la depreciación acelerada, por acuerdos de carácter general, donde se fijarán los porcentajes aplicables y su periodo de vigencia”.

Si la depreciación normal implica una recuperación de la inversión, la depreciación acelerada implica que esa recuperación sea más rápida.

El método general (hay varios de ellos) consiste en aplicar tasas más altas en los p rimeros años, con lo cual se pagan menos impuestos porque se aumentan los costos y se recupera más rápido el capital, sobre todo en los primeros años, cuando las empresas normalmente tienen problemas económicos.

El valor de rescate o de salvamento se calcula restando al valor de adquisición la depreciación acumulada hasta ese período. En el ejemplo de comprar un mobiliario de oficina con valor de adquisición de $ 20,000.00 y tasa aplicada de 10%, su valor de salvamento sería:

valor de adquisición $ 20,000.00

menos la depreciación acumulada hasta el año 5 = 200 X 5 = 1000

* NOTA: es necesario verificar sí a la fecha estas normas están vigentes

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online