Depuración

Es el proceso de identificación y corrección de errores de programación. El término en inglés es debugging, que significa eliminación de bichos, una anécdota sobre el origen de este término, es que en la época de la primer generación de computadoras constituidas por bulbos, encontraron una polilla entre los circuitos que era la responsable de la falla del equipo y de ese hecho nació el término para indicar que el equipo o los programas presentan algún problema.

Para depurar el código fuente, el programador se vale de herramientas de software que le facilitan la localización y depuración de errores. Los compiladores son un ejemplo de estas.

Se dice que un programa está depurado cuando está libre de errores. Cuando se depura un programa se hace un seguimiento del funcionamiento de dicho programa y se van analizando los valores de sus distintas variables, así como los resultados obtenidos de los cálculos del programa.

Una vez depurado el programa se solucionan los posibles errores encontrados y se procede a depurar otra vez. Estas acciones se repiten hasta que el programa no contiene ningún tipo de errores, tanto en tiempo de programación como en tiempo de ejecución.

Los errores más sencillos de detectar son los errores de sintaxis que se presentan cuando alguna instrucción está mal escrita o que tal vez se omitió alguna puntuación necesaria para el programa. Existen también los errores lógicos, que aunque el programa no contenga errores de sintaxis, no realiza el objetivo por el que fue desarrollado, pueden presentarse: errores en los valores de las variables, ejecuciones de programa que no terminan, errores en los cálculos, etcétera. Estos últimos son los más difíciles de detectar y hay que realizar un seguimiento puntual del programa.

Fuente: Apunte Análisis, diseño e implantación de algoritmos de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Programación

Suscríbete:

who's online