Desarrollo de equipos

No toda la actividad de .un grupo consiste en funciones interdependientes. Para ilustrar basta con un ejemplo: el caso de un equipo de fútbol y de un equipo de pista. Aunque los integrantes de ambos equipos tienen interés en la producción total, funcionan de manera diferente.

La productividad del equipo de fútbol de pende sinergéticamente de la eficiencia con que cada jugador realice su misión en armonía con el resto de sus compañeros, en cuanto a número de goles anotados, por ejemplo. El rendimiento del mariscal de campo depende del desempeño de los delanteros y receptores, de su habilidad para lanzar el balón, etcétera. En cambio, el rendimiento del equipo de pista se basa principalmente en la simple adición de los desempeños de cada miembro.

El desarrollo de equipos es aplicable al caso de interdependencia. Como sucede en el fútbol. Su objetivo consiste en mejorar las actividades de coordinación de los integrantes del equipo, lo cual incrementará el rendimiento del grupo.

Las actividades necesarias para el desarrollo de equipos suelen comprender el establecimiento de metas y de relaciones interpersonales entre los integrantes, el análisis de papeles para comprender y esclarecer el rol de cada uno y sus responsabilidades, así como el proceso del equipo.

Desde luego, el desarrollo de equipos puede privilegiar o excluir ciertas actividades. Según la finalidad que persigan y los problemas específicos que afronten, pero, en esencia trata de generar una gran interacción entre los miembros del grupo para aumentar la confianza y la apertura.

Por ello, quizás sea necesario, para comenzar, que los miembros traten de definir las metas y prioridades del grupo, lo cual pondrá en evidencia las diferentes percepciones de lo que constituye el objetivo del grupo. Luego de esto, podrán evaluar el desempeño de su grupo, es decir, la eficiencia con que estructuran sus prioridades y consiguen sus metas, con base en lo cual pueden detectar posibles áreas de problemas.

En esta discusión autocrítica sobre medios y fines pueden participar todos los miembros del grupo o, cuando el tamaño dificulta el intercambio de opiniones, puede realizarse en grupos más reducidos para luego compartir los resultados con todo el equipo.

El desarrollo de equipos puede servir para aclarar el rol que cada miembro desempeña en el grupo, pues cada rol se identifica y define, lo cual pone al descubierto las ambigüedades anteriores. Para algunos individuos, ello constituye una de las escasas oportunidades de reflexionar sobre la naturaleza de su trabajo y las tareas concretas que deben efectuar para que el grupo logre su máxima eficiencia.

Otra actividad del desarrollo de equipos es semejante a la que desarrolla el consultor en procesos, es decir, analizar los procesos que se llevan a cabo dentro del equipo para identificar la forma en que se ejecuta el trabajo y cómo pueden mejorarse para incrementar la eficiencia del grupo.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online