Desarrollo de tecnologías apropiadas

Las empresas deben disponer de las tecnologías adecuadas que permitan su desarrollo.

Ello implica disponer de los procesos de gestión adecuados para su identificación, evaluación, selección, adquisición, incorporación a la empresa, optimización y mejora continua.

La gestión de la tecnología es una poderosa herramienta que se debe enmarcar dentro de los procesos generales de innovación al que se ajustan las empresas.

El control del recurso tecnológico proporciona a las empresas una ventaja competitiva, sobre todo en aquellas en las que se integra a la estrategia general de la organización.

Esto es más importante para las organizaciones dedicadas a la generación de productos y/o servicios en sectores de alta tecnología en las que el periodo de vida de la tecnología es cada vez más limitado.

Todo proyecto de ingeniería requiere del concurso de diversas tecnologías.

No obstante, una determinada tecnología es utilizada en más de un proyecto, por lo que las organizaciones que realizan múltiples proyectos tienden a gestionar el recurso tecnológico de una manera general, y no en un proyecto en específico.

En muchos casos, se tiene una visión a futuro de las necesidades por lo que se incorporan tecnologías que aún no se va a utilizar, esto determina la estrategia tecnológica de la empresa.

Una estrategia tecnológica representa la definición de un conjunto de procesos de gestión específicos adaptados a la tecnología de que se trate para identificar, evaluar, seleccionar, adquirir, asimilar y utilizar eficientemente, procesos que no terminan cuando ésta se adquiere e incorpora a los proyectos que se realizan.

Por lo general, se necesita evaluar su uso o proceder a hacerla más efectiva.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online