Desarrollo integral del personal

Existen pocos puestos dentro de las pequeñas y medianas empresas en los cuales no se requiera de entrenamiento, por lo que para poder desarrollar sus aptitudes, habilidades y conocimientos, el trabajador debe ser entrenado por el jefe o por algún otro empleado u organización independiente.

La capacitación no sólo es necesaria para el personal de nuevo ingreso, sino también para todos aquellos que vayan a ocupar otro puesto o tengan que hacerse cargo de otra área dentro de la empresa.

El entrenamiento del personal se divide en:

a) Adiestramiento

Se entiende por adiestramiento a la habilidad o destreza requerida por regla general en el trabajo preponderantemente físico. Se refiere a algo práctico, impartido a los empleados de nivel operativo, por lo general obreros, para la utilización y manejo de equipo y maquinaria.

Como ejemplos de adiestramiento están el enseñar a conducir un automóvil, operar una fotocopiadora, maniobrar un proyector, etcétera.

b) Capacitación y desarrollo

La capacitación y el desarrollo son programas que ayudan a las personas a prepararse integralmente para el desempeño eficiente de su puesto de trabajo, proporcionándole al empleado los conocimientos sobre todos los aspectos técnicos de dicho trabajo.

El empresario debe evaluar cómo se están llevando a cabo las funciones, para determinar si necesita o no un programa de capacitación dentro de su organización.

Otra de las funciones importantes de la función de personal es el manejo y control de las relaciones laborales.

Mantener buenas relaciones con la gente en cualquier lugar es importante para hacer más llevaderas las relaciones y obtener mayores beneficios; lo mismo ocurre en el lugar de trabajo.

El profesionalismo con el que se logren establecer las relaciones de los empleados dentro de la empresa con directivos y entre ellos mismos, depende en gran parte de la imagen que los directivos impongan desde el inicio de operaciones y del nivel de motivación logrado para realización de sus labores y llegar a alcanzar los objetivos y metas propuestos, no sólo los de la empresa sino también los de los trabajadores.

Es recomendable que, en toda empresa, se mantengan y fomenten las buenas relaciones con los trabajadores, ya que esto contribuye a crear un ambiente de trabajo mejor y disminuye los riesgos laborales.

La comunicación es el elemento fundamental para lograr un buen entendimiento entre todos los que integran a la organización, por eso el dueño o directivos de la empresa deben abrir los canales de comunicación necesarios para que esta fluya adecuadamente.

Cuando la comunicación falla surgen los problemas. Por ejemplo: una empresa dedicada a la fabricación de productos comestibles cambiaba frecuentemente sus políticas de personal, sin ocuparse de comunicarlas a los empleados a los que estaban dirigidas, tampoco cumplía oportunamente con los incrementos salariales que se debían otorgar cada año, y no existían programas de entrenamiento, la empresa sólo contrataba y ponía al nuevo empleado en su puesto, sin ninguna inducción ni preparación para el desempeño del mismo.

Los empleados se cansaron de esta situación y decidieron irse a la huelga cerrando la empresa hasta que se resolvieron todos los problemas. La falta de una definición clara de políticas de personal, puede llevar a una organización a su desaparición.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online