Desarrollo organizacional introducción

Tal y como lo expresa Alfonso Orozco, todo tiene un origen, un principio: las personas, el mundo vegetal y animal, las organizaciones. Eso mismo sucede con el Desarrollo Organizacional. La pregunta aquí sería ¿Cómo surgen las organizaciones y por qué?

A lo largo de la mayor parte de nuestra existencia pertenecemos a organizaciones; la universidad, equipo deportivo, grupo musical o teatral, asociación religiosa o civil, cuerpo de fuerzas armadas o empresas. Algunas organizaciones tienen una estructura muy formal como el ejército y las grandes corporaciones.

En cambio, otras tienen una estructura más informal como los equipos de básquet de barrio. No obstante, todas las organizaciones, sean formales o informales, están compuestas y reunidas por un grupo de personas que busca los beneficios de trabajar juntos con el propósito de alcanzar una meta común.

Por consiguiente, un elemento básico de toda organización es su meta o propósito. La meta puede cambiar, pero sin ella, ninguna organización tendría razón de ser. Por ejemplo, para una empresa su meta puede ser colocar su producto en tiendas de autoservicio; para un grupo musical, llegar a participar en Valores Juveniles.

Cabe agregar que todas las organizaciones tienen un programa o método para alcanzar las metas; es decir, un plan. Sin él, ninguna organización podría ser efectiva.

Las organizaciones también deben adquirir y asignar los recursos que necesitan para alcanzar sus metas. Todas las organizaciones dependen de otras organizaciones para obtener los recursos que requieren. Por ejemplo, un Arquitecto para construir un edificio necesita del apoyo de un grupo de albañiles; de proveedores de arena, cemento, varilla, etcétera.

Las organizaciones requieren de ser administradas para darles forma, de manera consciente y constante. Todas las organizaciones cuentan con personas que tienen el encargo de servirles para alcanzar sus metas.

Ciertamente, las personas llevan muchos siglos formando y reformando organizaciones. Al repasar la historia de la humanidad, aparece la huella de pueblos que trabajaron unidos en organizaciones formales, por ejemplo los ejércitos griegos y romanos, la Iglesia Católica Romana, la compañía de las Indias Orientales, la Compañía de la Bahía de Hudson. Las personas también han escrito sobre cómo lograr que las organizaciones sean eficientes y eficaces, mucho antes que términos como “administración” y “desarrollo organizacional” existieran.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online