Descripción general del costo de capital

El costo de capital es la tasa de rendimiento que una empresa debe percibir, a fin de dejar inalterado el valor accionario.

¿Por qué se prefiere el empleo de un promedio ponderado de los costos financieros actuales de la empresa sobre el uso del costo de la fuente de fondos específicos, utilizados para financiar una Inversión determinada? Antes de continuar con su lectura, reflexione un momento para responder esta pregunta.

El costo de capital es un concepto financiero de suma importancia, pues constituye un vínculo esencial entre las decisiones de inversión a largo plazo de la empresa (estudiada en la Parte III) y la inversión de los propietarios, según lo determinan los inversionistas en el mercado.

Se trata, en efecto, del “número mágico” empleado para decidir si una inversión corporativa propuesta producirá un aumento o una disminución en el valor accionario de la empresa.

Por supuesto que sólo resultarían recomendables aquellas inversiones de las que se espera un incremento en el precio por acción [VPN (al costo de capital) > $0, o TIR > el costo de capital].

En vista de su trascendencia en la toma de decisiones financieras, la importancia del costo de capital no puede soslayarse.

El costo de capital puede definirse como la tasa de rendimiento que debe ser percibida por una empresa sobre su inversión proyectada, con el objeto de mantener inalterado el valor de mercado de sus acciones.

Asimismo, se considera como la tasa de rendimiento requerida por los proveedores del mercado de capitales para atraer sus fondos hacia la empresa.

Si se mantiene el riesgo constante, la aplicación de proyectos con una tasa de rendimiento por encima del costo de capital, se incrementará el val or de la empresa y viceversa.

Supuestos básicos

El costo de capital es un concepto dinámico afectad o por una diversidad de factores económicos y empresariales.

Con el fin de aislar la estructura básica del costo de capital, se realizan algunos supuestos básicos con respecto al riesgo y los impuestos:

1. Riesgo empresarial —el riesgo de que la empresa no sea capaz de cubri r sus costos de operación— se supone inalterado. Este supuesto implica que la aceptación de un proyecto determinado por parte de la empresa, deja inalterada la capacidad de la misma para cubrir sus costos de operación.

2. Riesgo financiero —el riesgo de que la empresa no sea capaz de cumplir con sus obligaciones financieras requeridas (intereses, pagos de arrendamiento, dividendos de acciones preferentes)— se supone inalterado.

Este supuesto implica que los proyectos son financiados de forma tal, que la capacidad de la empresa para cumplir con sus costos de financiamiento requeridos queda inalterada.

3. Los costos después de impuestos se consideran relevantes. Es decir, el costo de capital se mide sobre una base después de impuestos. Observe que este supuesto es congruente con el método empleado en la toma de decisiones del presupuesto de capital.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online