Descubrimiento y definición del problema

La identificación del problema es el primer paso hacia su solución. En el lenguaje coloquial, la palabra problema sugiere que algo anda mal.

En realidad, la tarea de la investigación debe consistir en resolver un problema, definir una oportunidad o supervisar y evaluar las operaciones que se llevan a cabo.

El concepto de descubrimiento y definición del problema debe abarcar un concepto más amplio que incluya el análisis de oportunidades. Es necesario destacar que la etapa inicial es el descubrimiento del problema, más no la definición.

Es posible que el investigador no tenga una definición clara del problema al comienzo del proceso de investigación; con frecuencia, sólo algunos síntomas del problema son manifiestos en ese momento.

Las ventas pueden estar disminuyendo, pero la gerencia quizá no conoce la naturaleza exacta del problema. Por tanto, la definición del problema sólo se realiza a menudo en términos generales, pues lo que se investigará aún no se ha identificado de manera específica.

Albert Einstein notó que “la formulación de un problema es con frecuencia más importante que su solución”. Este es también un buen consejo para los directivos de las empresas, ya que con frecuencia se concentran en encontrar la respuesta adecuada en vez de plantear la pregunta correcta.

Muchos gerentes no se dan cuenta que la definición de un problema puede ser más difícil que resolverlo.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online