Desventajas de las entrevistas personales

Las entrevistas personales también tienen algunas desventajas. Los encuestados no son anónimos y por tanto pueden negarse a proporcionar información confidencial a otra persona.

Suponga que una encuesta preguntara a los ejecutivos de alto nivel, “¿observa inestabilidades o amenazas internas importantes (personal, dinero, material, etc.) para el logro de los objetivos de su empresa?” Muchos gerentes podrían negarse a responder esta delicada pregunta con honestidad en una entrevista personal en la que se conocen sus identidades.

Influencia del entrevistador. Algunas evidencias sugieren que las características demográficas del entrevistador influyen en las respestas del encuestado.

Por ejemplo, un estudio de investigación reveló que los entrevistadores del sexo masculino producían mayores variaciones que las entrevistadoras en encuestas en las que el 85% de los encuestados eran mujeres.

Los entrevistadores de mayor edad que entrevistaban a personas de edad avanzada producían mayor variación que otras combinaciones de edad, mientras que los entrevistadores jóvenes que entrevistaban a encuestados jóvenes producían la menor variación.

Las técnicas diferenciales utilizadas por el entrevistador pueden ser una fuente de sesgos.

La formulación diferente de una pregunta, el tono de voz y la apariencia del entrevistador pueden influir en la respuesta del encuestado. Considere al entrevistador que ha conducido 100 entrevistas personales.

Durante la siguiente, puede percibir o anticipar de manera selectiva la respuesta del encuestado. La interpretación de la respuesta puede diferir algo de la respuesta pensada.

El engaño es posible; los entrevistadores pueden tomar atajos para ahorrar tiempo y energía, falsificando partes de sus informes al inventar una parte o todas las respuestas del cuestionario.

El control de los entrevistadores es importante para garantizar que las preguntas difíciles, vergonzosas o que requieren mucho tiempo se manejen de manera adecuada.

Anonimato del encuestado. En una entrevista personal, el encuestado no es anónimo y puede negarse a proporcionar información confidencial a otra persona.

Los investigadores dedican frecuentemente mucho tiempo a formular las preguntas delicadas para evitar un sesgo de deseo social.

Por ejemplo, el entrevistador puede mostrar al encuestado una tarjeta que contenga posibles respuestas y pedirle que lea el número de la respuesta en vez de solicitarle que exprese respuestas delicadas.

Costo. Las entrevistas personales son costosas, por lo general más que las entrevistas por correo o telefónicas.

La cercanía geográfica de los encuestados, la duración y la complejidad del cuestionario y el número de personas que no responden porque no se pudo establecer contacto con ellas (ausentes de casa o de la empresa) influyen en el costo de la entrevista personal.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online