Diabetes y embarazo

Es un trastorno endocrino del metabolismo de los hidratos de carbono que se produce a causa de la insuficiente producción de insulina por las células pancreáticas (islotes de Langerhans).

Etipatogenia

La insulina es necesaria para introducir la glucosa al interior de la célula e incorporarla a su metabolismo.

Si la glucosa no entra en la célula para obtener energía, el organismo echa mano de las grasas y del material proteico del tejido muscular; además la glucosa ingerida permanece en la sangre y por su gran presión osmótica se absorbe agua de las células.

Se produce así deshidratación de las células ya que la presión osmótica entre espacio extra- e intravascular es favorable hacia dentro de los vasos y la célula se deshidrata.

Signos y síntomas

1. Hiperglucemia: aumento de la glucosa en sangre.
2. Glucosuria: aumento de la glucosa en orina.
3. Poliuria: alteración de la presión de glomérulos renales, se reabsorbe menos agua y aumenta el número de micciones.
4. Polidipsia: aumenta la sed por deshidratación de las células.
5. Polifagia: aumento de apetito.
6. Perdida de peso por pérdida de tejido muscular y adiposo.

También puede haber visión borrosa, mareos, etc.

La diabetes concurre con el embarazo ya que este es un proceso diabetógeno porque hay una alteración del metabolismo de la glucosa y alteración de los requerimientos de insulina, y por tanto hay mayor predisposición.

Se da hasta en un 3% de embarazos, con el agravante de que sólo la mitad vuelven a la normalidad, la otra mitad puede desarrollar una diabetes para toda su vida.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online