Discos magnetoópticos o WMRA (Write Many, Read Always)

Proceso de escritura:

• Los discos vírgenes son previamente magnetizados, es decir, escritos todo a 0’s, magnetización norte, o todo a 1’s, magnetización sur.
• En la fase de escritura se realizan dos acciones:

1. Toda la superficie del disco se somete a un campo magnético uniforme, de sentido contrario al de magnetización inicial, y de intensidad no suficiente para alterar el estado de magnetización inicial de cada celda.

2. Simultáneamente se hace incidir un láser de unos 40 mW de potencia sobre las celdas en las que hay que escribir un valor distinto al inicial. De esta forma la celda se calienta cerca de su punto de Curie, con lo que cambia el sentido de magnetización inicial de la celda.

Proceso de escritura

Proceso de lectura:

• El proceso de lectura se funda en el efecto Kerr, que consiste en que el plano de polarización de un haz de luz gira en un sentido u otro, según el estado de magnetización de la superficie en la que se refleja. La lectura se realiza con un láser de unos 10 mW de potencia, que incide secuencialmente sobre las celdas del disco que se van a leer, captándose la luz reflejada en un fotodetector después de haber pasado por un analizador óptico.

proceso de lectura

Proceso de regrabación

• Para volver a escribir sobre un disco previamente escrito se procede en primer lugar al borrado de todas las celdas que contengan un sentido de magnetización distinto al inicial. Para ello se aplica un campo magnético externo de sentido igual al inicial y con la suficiente intensidad para invertir el sentido de magnetización de cualquier celda que no coincida con el del campo externo.

La capacidad de este tipo de discos va de 0.5 a 1 GB y una velocidad de transferencia de unos 150 KB/s con tiempo de acceso de 300 ms.

Fuente: Estructura de Computadores, Facultad de Informática, UCM

Publicado en Estructura de computadores

Suscríbete:

who's online