Distribución en planta

La distribución en planta como el proceso de determinación de la mejor ordenación de los factores disponibles, de modo que constituyan un sistema productivo capaz de alcanzar los objetivos fijados de la forma más adecuada y eficiente posible.

La mayoría de las distribuciones quedan diseñadas eficientemente para las condiciones de partida; sin embargo, a medida que la organización crece ha de adaptarse a los cambios internos o externos, así la distribución inicial se vuelve menos funcional, hasta llegar el momento de que la redistribución se vuelve necesaria.

Los motivos que justifican una redistribución son:

1. En el volumen de producción, que puede requerir un mayor aprovechamiento de espacio.
2. En la tecnología y en los procesos que pueden motivar un cambio en recorridos de materiales y hombres, así como en la disposición de equipos y de instalaciones.
3. En el producto que puede hacer necesarias modificaciones similares a las requeridas por un cambio en la tecnología.
4. Congestión y deficiente utilización de espacio.
5. Acumulación excesiva de material en proceso.
6. Excesivas distancias a recorrer en el flujo de trabajo.
7. Simultaneidad de cuellos de botella y ociosidad en centros de trabajo.
8. Trabajadores calificados realizando demasiadas operaciones poco complejas.
9. Ansiedad y malestar de la mano de obra.
10. Accidentes laborales.
11. Dificultad de control de las operaciones y del personal.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online