Distribuciones híbridas. Las células de trabajo

Ésta agrupa máquinas disímiles en centros de trabajo (o células) para trabajar en productos que tengan formas y requisitos de procesamiento similares.

Una distribución de tecnología de grupo es similar a la distribución por proceso en que las células están diseñadas para ejecutar una serie específica de procesos y es similar a la distribución por producto en que las células están dedicadas a una gama limitada de productos.

La tecnología de grupo se refiere a la clasificación de las partes y al sistema de codificación utilizado en tipos de máquinas específicas que van a una célula.

Las distribuciones por tecnología de grupo son ahora ampliamente utilizadas en la manufactura metálica, en la fabricación de chips de computadora y en el trabajo de ensamblaje.

El objetivo general es ganar los beneficios de la distribución por producto en un sistema de producción por equipos.

Estos beneficios son los siguientes:

Mejores relaciones humanas. Las células constan de unos pocos trabajadores que forman un pequeño equipo de trabajo; los turnos de un equipo complementan unidades de trabajo.
– Mejores habilidades de los operarios. Los trabajadores ven solamente un número limitado de partes diferentes en un ciclo de producción finito, así pues, la repetición significa un rápido aprendizaje.
Menos inventarios en el proceso y menos manejo del material. Una célula combina varias etapas de la producción, de manera tal que hay menos partes desplazándose a través del taller.
Organización de la producción más rápida. Menos empleos significan un montaje de la fábrica reducido y de ahí, unos cambios más rápidos en el montaje de la misma

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online