El cuento y la novela

La literatura y sus géneros

De tales entidades es sabido que pertenecen a un campo de la cultura que conocemos como el arte literario o literatura, la cual entendemos como:

La expresión intuitiva del sentimiento por medio de la palabra hablada o escrita.

Lo anterior significa que el artista literario nunca trabaja obsesionado por producir la belleza, sino que ésta se presenta en la forma siguiente:

El autor se preocupa por expresar lo más intuitivamente posible las imágenes que seleccionó para asociarlas a determinados sentimientos. Cuando dicha asociación se logra realmente, el lector siente agrado al estar recreando esas imágenes en el momento de la lectura y entonces la obra le parece bella.

En la literatura, como en cualquier campo de la cultura, existe una distinción muy clara entre la actividad de ese campo y el producto de tal actividad. Como ejemplo de la distinción mencionada recordemos que una cosa son la actividad técnica-automotriz y la actividad legislativa, y otra muy distinta, el automóvil producido por la primera y la norma originada por la segunda.

De igual manera en la literatura es fácil apreciar la distinción que existe entre la actividad artística que desarrolla el autor y la obra (literaria), resultado de dicha actividad,

La producción literaria, entendida como el unto de las obras de este camino. es enorme. casi infinita; pero se ha convenido en distribuir estas obras en determinados sectores o regiones denominados géneros literarios.

Los géneros literarios, que también se les llama los grandes géneros, se identifican como:

Los agrupamientos más amplios que resultan al clasificar las obras que son producto de la creación literaria.

Estos agrupamientos que, desde la época de los griegos, se conocen como los grandes géneros son: la épica, la lírica y la dramática. Tal clasificación tradicional ha sido objeto de grandes controversias a lo largo de la historia; sin embargo, se sostiene inalterable, sujeta sólo a variantes no sustanciales.

La épica es el género poético más antiguo que básicamente consiste en una narración literaria. El producto moderno de este género son la novela y el cuento.

La lírica es el género literario por medio del cual el autor pone de manifiesto algo que, en el momento que está viviendo, le provoca conmoción, o en general, sentimientos y cuestionamientos sobre el ser humano. Las poesías reconocidas de los grandes bardos muestran el desarrollo de la lírica.

La dramática es el tercer gran género literario. Aquí el autor no narra, sino deja que toda la historia se vaya presentando por sí sola a través de los personajes que actúan virtualmente, tanto en la lectura como en la representación escénica. Ejemplo clásico de este género es el teatro de Shakespeare.

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online