El diseño una visión global

Si bien el concepto de diseño, tal como lo conocemos en la actualidad, es relativamente reciente, su origen se retrotrae al comienzo de la humanidad, cumpliendo funciones similares a las de hoy. El camino de evolución del diseño se encuentra intrínsecamente vinculado con la misma evolución de los seres humanos, impulsados por su deseo de hacer un mundo más apto para la vida, más comunicativo y confortable.

El diseño comienza a cobrar una dimensión más amplia después de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual fue visto por la industria como una necesidad. Fue entonces que las revoluciones industrial y técnica comenzaron a usar diseñadores, proyectando el diseño más allá de sus propios límites.

El diseñador comienza a reconocer entonces que es un profesional que maneja conceptos, códigos y estética, y que sus mensajes deberían ser estructurados, programados de una manera directa, clara, sin soluciones complicadas para poder ser fácilmente comprendido y absorbido por las audiencias a quienes se dirigen. Esto comienza a marcar la diferencia entre el arte y el diseño funcional.

Luego de ver que sus ideas podían ser transmitidas rápidamente o instantáneamente a cualquier parte del mundo, gracias a la gran variedad de medios electrónicos a disposición, el diseñador comienza a adquirir una visión, cada vez más global de su rol y de su planeta.

Los diseñadores, cualquiera sea Sll cultura o país de origen, tratan, de esta manera, de identificarse cada vez más con una colectividad profesional global, haciendo circular entre ellos una prolífica masa de información, produciendo un lenguaje que reemplaza sus propias lenguas.

Ahora, haciendo un salto hacia el futuro, me arriesgaría a decir que los diseñadores de este futuro deben ser capaces de medir, equilibrar para estimular y componer conceptos de su mundo con una utilidad planetaria, hacía en el mundo un bien común, sin limitarse sólo a su país o sociedad. Deben ser capaces de inventar y descubrir soluciones más allá de las tendencias estereotipadas y trilladas. Los diseñadores serán personas con una visión adelantada, responsables del mundo en que viven.

Los métodos de enseñanza de Itten, centrados en la exaltación de los talentos individuales del estudiante y en sus capacidades potenciales, exigían que el estudiante aprendiera a relajarse, a respirar y a concentrarse como pasos esenciales a tomarse. antes de proceder con el trabajo intensivo. A la fase psicofísica de la enseñanza le seguía la parte didáctica. Itten discutía formas y colores y los presentaba en todos los contrastes polares posibles.

Luego procedía a los contenidos intelectuales: derecho/curvo, oscuro/claro, duro/suave, mientras hacía referencia al contraste de color y a las dimensiones espaciales. Presentando estos contrastes separadamente o en diferentes relaciones permitía a los sentidos capturarlos.

El método de Itten se refiere a los tres modos de considerar la forma y el color: en términos de calidad y cantidad; en términos de cómo son reconocidos por los sentidos y en términos de cómo son percibidos por el intelecto y las Dessau, . por Walter Gropius, emociones.

Otro componente de la didáctica de Itten incluía el estudio meticuloso del mundo natural y el análisis de las propiedades de los diferentes materiales, así como la representación de las formas existentes, incluyendo el análisis de los trabajos de los primeros artistas.

La tendencia hacia la representación disminuiría más adelante por la influencia del arte abstracto. “Para sumergirse profundamente en las experiencias y controlarlas,” decía Johannes Itten, “es necesario tocar, Imirar y dibujar estas texturas hasta conocerlas totalmente, para representarlas afuera de su modelo natural, desde las propias experiencias interiores.”

Su didáctica muestra claramente una tendencia mimética no orientada de la manera tradicional, sino en búsqueda del ¡exhaustivo conocimiento de las propiedades de los materiales.

Resulta posible entonces comprender que la orientación mística y expresionista de Johannes Itten tenía que desaparecer al enfrentar la tendencia ” constructivista que crecía en el Bauhaus. En 1922, el curso preliminar pasó a manos de Georg Muche y meses más tardes, Johannes Itten ” abondonó el Bauhaus.

Fue sucedido por el artista Laszló Moholy-Nagy, que, como Josef Albers, era un artista convertido en profesor. Era responsable del análisis de las formas existentes, así como de la matemática, las biotécnicas y el análisis de las nuevas formas y sus propiedades.

El aporte de materiales en sus clases fue su principal contribución. Josef Albers era responsable del análisis de los materiales, especialmente el papel. A través del plegado y la experimentación libre, el papel ofrecía infinitas posibilidades para las nuevas formas exentas de uso funcional. Los resultados fueron criticados por profesores y alumnos.

Fuente: Teoría conceptual del diseño de la U de Londres

Publicado en Teoría del diseño

Suscríbete:

who's online