El fundamento ético de la ciencia

Para saber el fundamento ético de la ciencia, primero es necesario saber qué es la ética. Frecuentemente se confunde con lo moral y tal parece que la mayoría de las personas usan como sinónimos: ética y moral.

La ética es una parte de la filosofía que se encarga de estudiar los valores morales. En cambio, la moral es el conjunto de reglas y cánones que impone la sociedad.

De tal manera que el objeto de estudio de la ética son esas reglas a las que estamos sometidos socialmente. Ahora bien, los valores pueden ser buenos o malos. La misma sociedad aprueba o reprueba nuestros actos.

No es posible mencionar que alguien no tiene valores, pues para ello debe tratarse de un individuo que no haya tenido contacto con la sociedad para que no tenga valores. Todos poseemos valores, a la sociedad le toca ponerles un valor: buenos o malos. ¿Cuándo un valor moral es bueno o malo? Cuando no se afecta al otro. Cada quien es libre de hacer lo que desee, pero en el momento en que perjudique al otro, el acto no puede ser bueno.

Entonces, cuál ha de ser el fundamento ético de la ciencia. La misma comunidad o el grupo de científicos de cada una de las disciplinas han impuesto valores morales al interior de sus comunidades para valorar lo bueno o lo malo de los descubrimientos, de los conocimientos y de la aplicación. Para entender un poco más sugerimos que leas el siguiente apartado que está basado en un texto de Sagan.

Fuente: Teoría del conocimiento de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Teoría del conocimiento

Suscríbete:

who's online