El marketing en la publicidad

La American Marketing Association define la mercadotecnia como “el proceso de planeación y ejecución de la concepción, el precio, la promoción y la distribución de ideas, bienes y servicios con el propósito de generar interacciones que satisfagan los objetivos personales, es decir, los del consumidor y los de la organización”.

La mercadotecnia también se puede definir en términos de sus objetivos principales de negocios, es decir, la mercadotecnia es un proceso que intenta encontrar, satisfacer y retener a los consumidores, en tanto la compañía obtiene una utilidad.

A pesar de que el intercambio en sí es donde se centran las actividades, la mercadotecnia es un proceso complicado que opera en un entorno de negocios complejos.

Existen principios generales que sugieren cómo realizar una actividad de mercadotecnia, pero también cada negocio adapta la mercadotecnia según su situación particular.

El éxito de una actividad de mercadotecnia en particular depende en qué medida se puede establecer una ventaja competitiva para un producto en la mente del consumidor.

A un producto se le puede atribuir una ventaja competitiva cuando el consumidor juzga que el producto se aproxima más a satisfacer sus necesidad es que un producto de la competencia.

Una necesidad humana es un estado de privación, como el hambre, la necesidad de un techo, la necesidad de afecto, de conocimiento o de auto expresión.

Estas necesidades en muchas ocasiones suelen ser emocionales o irracionales. Harley-Davidson vende una gran cantidad de motocicletas en Japón debido a la necesidad irracional de muchos japoneses de poseer cualquier producto fabricado en Estados Unidos.

En ocasiones el consumidor decide que ninguna de las propuestas que hacen los mercadólogos es aceptable, por tanto, no realiza alguna compra.

La gente suele acudir a las tiendas en busca de un estilo particular de ropa y regresa con las manos vacías. Otras veces, el consumidor piensa que cierta opción es superior y efectúa la compra.

Esto ocurrió cuando el lector eligió la universidad a la que asiste. Esto se denomina intercambio, el acto de obtener un objeto que se desea a cambio de algo de valor.

El proceso se inició con un simple proceso de trueque, por ejemplo, cuando un granjero intercambió maíz por sal, y continúa hasta nuestros días cuando adquirimos zapatos en intercambio a cambio de un pago que se hace con una tarjeta de crédito, es decir, una promesa de pago.

Hoy, más que nunca, el proceso de hacer un intercam bio no es aleatorio y requiere un esfuerzo de mercadotecnia intenso, en otras palabras, para el mercadólogo, el proceso gira alrededor de un plan de mercadotecnia

Publicado en Publicidad

Suscríbete:

who's online