El parto normal

El parto es el proceso por el que se expulsa al exterior el producto de la gestación.

El feto en el momento que nace pasa a llamarse recién nacido o neonato. Para que esto ocurra intervienen varios factores:

a) Power: contracción
b) Pasajero: feto
c) Pasaje: canal del parto
d) Psique: materna, estado de ánimo.

A.- Contracciones

a) Valoración de la actividad uterina; las contracciones producen modificaciones para ayudar a la salida del feto. Además la mujer empuja con lo que habría una fuerza secundaria (pujos).

A) Duración, la contracción gráficamente tiene una fase de inicio, fase de subida, acmé de la contracción y fase decreciente.

La duración es el tiempo en que se produce, o sea, desde que se inicia hasta que termina. Tendrá diferente duración dependiendo de la etapa del parto.

B) Frecuencia, número de contracciones por unidad de tiempo.

C) Intensidad, se mide en unidades de presión; mm Hg, rango de 0 a 100, o en KPa (kilopascal), rango de 1 a 12. Es la diferencia entre el tono basal de la musculatura uterina y el tono en el acmé de la contracción.

D) Intervalo, es el espacio de tiempo entre el término de una contracción y el inicio de la siguiente.

E) Tono basal de la musculatura uterina, presión que mantiene el útero cuando está en estado de reposo (sobre 10 mm Hg).

Este período de relajación es necesario para que los vasos sanguíneos se llenen de sangre
ya que casi se han vaciado en la contracción anterior.

b) Métodos para valorar las contracciones:

A) Palpación abdominal; se coloca la yema de los dedos en el fondo uterino (ya que hay más fibras uterinas). Se nota duro y contraído.
B) Registro cardiotocográfico externo; el transductor del tocodinamómetro se coloca en el fondo uterino para detectar la actividad de la musculatura uterina, y también se ausculta la FCF.
C) Registro tocográfico interno; se introduce un electrodo a través de la vagina y cérvix para medir la presión de líquido amniótico cuando se produce la contracción.

El electrodo con una cubierta plástica se coloca sobre el cuero cabelludo del feto.

Se distinguen en función de la intensidad:

contracciones leves, no pasan de 40 mm Hg
contracciones moderadas, intensidad de 60-70 mm Hg
contracciones fuertes, mayores de 70 mm Hg.

Se sabe que una contracción a partir de 25-30 mm Hg se percibe como dolorosa. Este es el umbral general, no obstante unas mujeres lo tienen más alto y otras más bajo.

Si por alguna circunstancia se eleva el tono basal por encima de 10 mm de Hg puede haber un problema para el recambio de sangre entre madre e hijo.

Las contracciones del parto sirven para provocar la expulsión del feto al exterior. Antes debe ocurrir el borramiento y dilatación del cuello uterino.

Borramiento del cuello uterino

La contracción se inicia en una zona determinada del fondo uterino ya que hay más fibras musculares y se propaga como una onda en sentido descendente, de manera que las fibras del fondo uterino tiran hacia arriba y hacia fuera del cuello uterino, que está formado por tejido conjuntivo (80%) y tejido muscular liso (15%).

Luego el cuello uterino no se contrae sino que se modifica y se abre. Por otro lado, el segmento uterino se alarga y se elonga.

El cuello se ablanda, la longitud se acorta y una vez borrado se inicia la dilatación.

Por tanto, el borramiento consiste en que el cuello uterino pasa a tener cada vez menos longitud, y el orificio cervical interno (OCI) y el orificio cervical externo (OCE) llegan a coincidir.

A veces cuando se inicia el trabajo de parto el cuello ya está borrado debido a agentes bioquímicos (hormonas, moco cervical, etc.), y a las contracciones. En multíparas el borramiento normalmente es simultáneo a la dilatación.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online