Elección de intervenciones

Se pueden plantear tres preguntas que ayudan a elegir intervenciones:

1. ¿La intervención a utilizar va dirigida a producir resultados?

2. ¿Bajo qué condiciones se pueden esperar resultados positivos?

3. ¿Cómo pueden implantarse las intervenciones?

Por ejemplo, si el diagnóstico revela que el desempeño de un empleado es bajo porque carece de motivación, sería necesario utilizar una intervención de enriquecimiento o alguna otra tendiente a incrementar su motivación.

Por ello, es importante considerar que no existen recetas fáciles para aplicar las intervenciones ya que en cada grupo, persona u organización, la problemática a atacar es diferente.

Dicho de otra manera, según la tesis de Roger Harrison en su Principio de la profundidad de las intervenciones, no se debe intervenir con más profundidad de la necesaria, ya sea a nivel individual, grupal u organizacional. Se representa el mencionado “abanico” que explica este aspecto con más claridad.

Elección de intervenciones

Para efectos de estudio profundizaremos en procesos humanos, pues de acuerdo a la experiencia en México, sobre todo en Guanajuato, hace falta involucrar y tomar en cuenta aún más a las personas dentro de las organizaciones.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online