Elementos representados en el Estado de Resultados

Los elementos que integran el Estado de Resultados son los siguientes:

Ingresos. Representan incrementos en los activos de la empresa, resultado de la venta de bienes o de la prestación de servicios que ésta ofrezca a terceros. Asimismo, pueden provenir de operaciones netamente financieras: intereses ganados, ganancias por tipos de cambio o efectos inflacionarios.

Costos y gastos. Inversiones que se llevan a cabo para obtener ingresos, por lo que señalan consumos y salidas de recursos propiedad de la organización. En esta categoría se incluye principalmente el costo de ventas, que se registra al momento de la venta; éste comprende el valor de compra de las mercancías adquiridas más los gastos que incrementan la compra, como transporte, seguro y mantenimiento. En esta sección también son presentados los gastos de operación (de venta y administración) y el costo integral de financiamiento, es decir, los intereses a cargo de la entidad y las pérdidas cambiarias e inflacionarias.

Ingresos y gastos extraordinarios. Provienen de contingencias o eventos no comunes para la organización.

Impuesto sobre la Renta (ISR) y participación de los trabajadores en las utilidades (PTU). En el caso de México, también es necesario calcular estas partidas, ya que legalmente tienen su base en la utilidad gravable del negocio.

Utilidades. Diferencias aritméticas en las que los ingresos son superiores a los costos y gastos. En la medida que se comparan y relacionan esos conceptos se va calculando la utilidad (ganancia).

Pérdidas. Diferencias aritméticas en las que los ingresos son menores a los costos y gastos.

Por otra parte, la NIF A-5 se refiere a los siguientes conceptos como esenciales para el Estado de Resultados:

– Ingreso
– Costo y gasto (egreso)
– Utilidad neta

El Estado de Resultados se vincula con el Balance General al realizar el traspaso de la utilidad neta (resultante de disminuir a todos los ingresos todos los costos y gastos, así como las partidas extraordinarias, ISR y PTU) a la cuenta de utilidad del ejercicio (cuenta de balance, específicamente de capital contable) en el periodo cuando surge. Luego, acumulamos las utilidades netas de cada ejercicio a la cuenta utilidades acumuladas.

Hay dos maneras de formular el Estado de Resultados, que dependen del sistema para el control contable establecido en una organización:  Forma analíticaForma condensada de representación.

Fuente: Contaduría Básica I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Contabilidad

Suscríbete:

who's online