Enfoques en los que se mide el PIB

El PIB se puede medir desde dos enfoques diferentes, obteniendo en ambos casos el mismo resultado.

a) Como flujo de gastos es decir, cuál ha sido el destino de los distintos (o de productos finales) bienes y servicios producidos durante el ejercicio.

PIB =consumo + inversión + gasto público + exportaciones – importaciones

En abreviaturas:

PIB = C + I + G + X – M

Consumo. Recoge aquellos bienes y servicios producidos en el año que son adquiridos por las familias y empresas para su consumo final. Por ejemplo, un libro, una tableta de chocolate, una lavadora, un automóvil, los honorarios de un abogado, un corte de pelo, un lavado de coche.

Inversión. Recoge aquellos bienes adquiridos principalmente por las empresas para incorporarlos a sus estructuras productivas. Por ejemplo, un ordenador, una maquinaria, una nave, un tractor.

Un mismo bien puede estar destinado al consumo o a la inversión, dependiendo del uso que se le vaya a dar; por ejemplo, si una familia adquiere un automóvil para su uso se trata de un bien de consumo, pero si es una empresa la que lo adquiere para su equipo de venta, entonces se trata de una inversión.

Gasto público. Recoge aquellos bienes y servicios adquiridos por la Administración Pública, bien para su consumo (material de oficina, servicios de seguridad y limpieza), bien como elemento de inversión (ordenadores, construcción de carreteras, hospitales). También incluye el pago de salarios a los funcionarios.

No incluye, sin embargo, el gasto de pensiones. Cuando paga el salario a un funcionario compra un servicio, su trabajo (hay una transacción económica), mientras que cuando paga una pensión se trata simplemente de una transferencia de ingresos (no recibe nada a cambio), por lo que no se contabiliza en el PIB.

Saldo neto del comercio exterior (exportaciones-importaciones). Es la diferencia entre lo que el país exporta al exterior (bienes y servicios) y lo que importa.

Las exportaciones van con signo positivo (incrementan el PIB) al ser un producto elaborado en el país, mientras que las importaciones van con signo negativo, pero no disminuyen el PIB, simplemente se trata de compensar un importe contabilizado en consumo, inversión o gasto público que por haber sido elaborado en el exterior no se debería incluir en el PIB.

b) Como flujo de ingresos, cómo se distribuyen los ingresos que se han generado durante la producción de esos bienes y servicios.

Otra manera de medir el PIB es sumando los ingresos derivadas de la actividad económica, los cuales se han generado en el ejercicio.

Al sumar todos los niveles de ingresos de las diferentes actividades económicas que se realizan en el país tenemos:

Salarios (ingreso que reciben los trabajadores).
Intereses, ingresos o alquileres (ingresos que reciben los propietarios de bienes que han alquilado a las empresas).
Impuestos indirectos (IVA, ingresos que recibe el Estado).
Depreciación o amortización (ingreso que recibe la propia empresa para compensarle del desgaste sufrido por su inmobiliario).
Beneficios (remuneración de los propietarios de las empresas).

Si se comparan el PIB de un país de dos años diferentes la diferencia se puede deber a lo siguiente:

– Por una parte a que efectivamente haya habido un crecimiento (o disminución) del mismo.
– Por otra parte, a que hayan variado los precios.

Ejemplo. Supongase una economía muy simple en la que únicamente se produce leche.
En el año 2000 se producen 100 litros de leche, cuyo precio es de 10 pesos por litro. Por tanto, el PIB es de 1,000 pesos (100×10). En el 2001 se producen 110 litros de leche; ahora su precio es de $12 pesos por litro.

El PIB es de $1,320 pesos. Si calculamos el crecimiento del PIB entre estos dos años obtenemos un 32% (132/100).

Si los precios se mantuvieran constantes, el crecimiento del PIB es menor al obtenido en un año anterior porque al eliminar la variación del precio el crecimiento es significativamente menor.

Por ejemplo, si mantenemos en 2001 el precio del año anterior, entonces el PIB es de 1,100 pesos (110 litros*10 pesos por litro). Luego el crecimiento del PIB sería del 10% (110/100).

En el primer caso (crecimiento del 32%) hemos comparado PIB nominales (cada uno medido en los precios vigentes en su ejercicio), mientras que en el segundo caso (crecimiento del 10%) hemos comparado PIB reales (ambas PIB medidos aplicando el mismo precio).

La ventaja del PIB real es que elimina la distorsión que produce la variación de los precios y nos indica realmente cuanto crece o disminuye la economía.

El PIB real se calcula aplicando la siguiente fórmula:

PIB real =PIB nominal / deflactor del PIB

El deflactor del PIB es un índice de precios que recoge la variación que se ha producido en el nivel de precios de un país durante un periodo determinado.

Es un indicador parecido al IPC (Índice de Precios al Consumo), si bien éste último sólo tiene en cuenta aquellos bienes y servicios destinados al consumo, mientras que el deflactor del PIB considera todos los bienes y servicios producidos en el país.

En el ejemplo anterior de la leche, el deflactor del PIB sería 1,2 (Precios 2001/Precios 2000=1,2/1).

Luego: PIB real (2001)=1320/12= $110 pesos

Como se puede ver, las variaciones del PIB se ven reflejadas en dos factores esenciales: la variación de precios (índice inflacionario) y el índice de producción.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online