Estados financieros

Desde épocas remotas, el hombre ha tenido necesidad de informarse respecto de todo lo que acontece en su entorno (en especial lo relacionado con factores que le afectan directamente) a fin de que pueda tomar decisiones y planear su situación futura. Además, la importancia de la información ha sido tal que es considerada un recurso muy preciado e incluso ha llegado a ser sinónimo de poder: quien la posee llega a controlar el destino de una colectividad.

Dentro de la información que la sociedad utiliza hallamos los estados financieros. Tan importante como la información misma es el procesamiento de datos a través de sistemas de información como la contabilidad.

La contabilidad pretende satisfacer una necesidad de información específica de la sociedad, por lo que también es considerada como un sistema de procesamiento de datos financieros a través de la aplicación de técnicas específicas por medio de las cuales son registradas las transacciones de una entidad (no de sus participantes) para la formulación, presentación y análisis de estados financieros.

De todos los usuarios de los estados financieros, el administrador es uno de los más importantes, dado que piensa y actúa por cuenta de una organización, es decir, representa los intereses de los participantes de la misma. En consecuencia, las decisiones que tome, con base en los estados financieros, afectan no sólo el rumbo de la entidad sino el de todos sus integrantes. De esto se deduce que debe conocer e interpretar los datos derivados de la información financiera, ya que resumen la operación y el desempeño del ente económico y de las propias funciones administrativas.

Los estados financieros son documentos formales que muestran, de manera lógica y en unidades monetarias, la estructura financiera de una organización, a través de su posición financiera, resultados de sus operaciones, flujo de efectivo y variaciones en su patrimonio. Asimismo, constituyen una herramienta que permite la evaluación del estado monetario y operativo actual de una entidad y la reducción del riesgo e incertidumbre que implica el futuro cuando tomamos decisiones. Su elaboración es la culminación del proceso contable.

Fuente: Contaduría Básica I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Contabilidad

Suscríbete:

who's online