Estrategias y actividades que se pueden implementar para la reducción de costos

Existen muchas estrategias y actividades que se pueden implementar para la reducción de costos:

Efficient Customer

Response (Respuesta eficiente al consumidor). Respuesta eficiente al consumidor es una estrategia que surgió en Estados Unidos y que dio excelentes resultados.

Su idea principal es eliminar costos no productivos y compartir ahorros con el consumidor. Esta estrategia conduce a mejoras logísticas y comerciales, las cuales emplean prácticas de reaprovisionamiento en las logísticas e introducen la gerencia de categorías en las comerciales.

Outsourcing

Esta estrategia consiste en delegar en empresas externas aquellas actividades que no tienen que ver con el negocio principal de la empresa a fin de reducir los costos operativos.

Benchmarking

Consiste en copiar y adaptar aquellos procesos que otras empresas (incluyendo la competencia) realizan mejor a fin de hacer más eficiente y productivo nuestro desempeño y utilidad.

Mercadeo uno a uno

Consiste en desarrollar una relación directa con cada uno de nuestros clientes más importantes para adaptar nuestros productos y servicios de manera más exacta a sus necesidades ofreciendo valor agregado para retener a los clientes e incrementar el valor potencial de estos productos y servicios a lo largo de su vida útil.

Las estrategias deben ser evaluadas en todo momento. El éxito de hoy de una empresa no garantiza el éxito del mañana. Los mercados cambian y las circunstancias también, lo que resulta sumamente positivo; una vez de acuerdo con ciertas características del mercado, éste puede cambiar en poco tiempo y por consiguiente los requerimientos de los consumidores. Lo anterior es parte del proceso de evaluación y retroalimentación constante de cada empresa.

¿Cómo afectan las utilidades de las empresas las decisiones tomadas a corto, mediano y largo plazo? Malcolm Forbes escribió: “Cualquiera que diga que los hombres de negocios tratan con hechos, no con ficción, nunca han leído a posteriori proyecciones a cinco años”.

Sobre todo en una economía como la venezolana, los planes a largo plazo no funcionan. Creo que como máximo se puede hablar de planes para un año.

Aunque la empresa pueda hacer proyecciones para más tiempo, éstas deben ser revisadas con frecuencia con respecto a lo que hace la competencia y a otros factores, como los económicos, políticos, sociales, culturales, que puedan afectar el negocio.

Fuente: Apunte de Microeconomía de la FCA, UNAM.

Publicado en Microeconomía

Suscríbete:

who's online