Estructura de la materia

Para proceder al estudio de la naturaleza física, además de las consideraciones acerca del mundo microscópico y los objetos que los pueblan, así como sus interacciones entre ellos y las energías a las que están sometidos, es de fundamental importancia la comprensión de los constituyentes últimos de la materia, por lo que entraremos ahora en un análisis microscópico de la materia.

Para ello debemos iniciar nuestra exploración con las moléculas, que constituyen los componentes básicos de la materia a este nivel. Se demuestra experimentalmente que la materia, en sus tres fases sólida, líquida y gaseosa está compuesta por moléculas que se encuentran en continuo estado de agitación.

Dichas moléculas tienen la misma estructura, masa y demás propiedades para una misma sustancia, y sus tamaños oscilan entre un diámetro de una diezmillonésima y una billonésima de milímetro.

Se encuentran unidas entre sí por la llamada fuerza intermolecular, que es de naturaleza fundamentalmente electrostática y que se opone tanto a la comprensión de los cuerpos como a su extensión.

Publicado en Ciencias naturales y física