Europa siglo XIX

Las colonias inglesas y la Revolución Francesa en su independencia, ambas en el siglo XVIII, transmiten un mensaje; el poder de una sola persona o de un grupo es intolerable. Con esta noción se ingresa a la época contemporánea, época de paz burguesa que busca una forma de organización social y un orden jurídico específicos. En el siglo XIX es testigo del desarrollo de grandes doctrinas.

Socioeconómicas y filosóficas: el liberalismo, es tan importante, que puede denominarse, sin exagerar, a este siglo como el Siglo del liberalismo. El liberalismo es la teoría política y económica del siglo XIX, promovida y dirigida por la burguesía.

El liberalismo económico o teoría de la libertad económica se refiere a la libre competencia, reguladora de la producción y de los precios; del libre juego de las leyes del mercado. El padre del liberalismo económico es Adam Smith (1723-1790). La riqueza de las naciones, su obra más importante, trata de un fenómeno nuevo que se anuncia en la vida europea: la nueva modalidad del capitalismo, llamado por algunos teóricos “capitalismo puro”, fruto de la Revolución Industrial y que se prolonga con características bien definidas hasta la Gran Depresión Económica de 1873-1897.

La primera fase del capitalismo fue llamada capitalismo mercantil, surge a finales de la Edad Media con el reinicio e incremento del intercambio comercial entre Europa occidental y Asia, y entre las mismas ciudades europeas; esta situación permitió a los comerciantes acumular grandes capitales producto del comercio, justificando así el nombre que se le dio al capitalismo en su primera etapa.

La consolidación de los Estados absolutistas, en los que los monarcas tenían una total injerencia en la economía, este sistema económico recibió el nombre de Mercantilismo, el cual sostiene que la riqueza de las naciones reside en la cantidad de oro, plata y piedras preciosas que acumulen. El mercantilismo tiene su auge en los siglos XVI y XVII. Ya para los siglos XVIII y XIX, con la Revolución Industrial, los requerimientos del manejo económico son otros. Surge el capitalismo industrial, el cual se ve limitado por la intervención del Estado y las normas caducas que lo rigen.

El capitalismo industrial pugna por una mayor libertad en el manejo de su actividad, surgiendo el liberalismo económico.

El liberalismo, desde el punto de vista de la economía política, es la ideología que defiende la no intervención del Estado en los asuntos económicos, siendo ésta la tendencia predominante en los inicios de esta fase del capitalismo.

Postulados del liberalismo:

– Libertad individual: de conciencia, de creencias y de cultos.
– Libertad de imprenta.
– Igualdad jurídica: la igualdad de los hombres ante la ley.
– División del Estado en tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial a través de un régimen constitucional.
– Conversión del individuo en ciudadano: ser humano capaz de participar en los procesos políticos del país. Capacidad para votar y ser votado.
– Libertad económica.

La destrucción del absolutismo y el cambio a las monarquías constitucionales es otra característica del siglo XIX. Surge la conciencia de nacionalidad y esto trae consigo la independencia de antiguas colonias o la unificación de sociedades divididas.

En contra de la explotación que la clase social burguesa ejerce sobre el proletariado, surgen algunos pensadores como:

– Henri de Saint-Simon (1760-1825). Filósofo francés que busca aplicar los principios cristianos en la sociedad: la fraternidad humana como el motor de la actividad social. Piensa que no debe existir el derecho de herencia y que la propiedad debe ser de la sociedad y no de los hombres.

– Charles Fourier (1772-1837). Francés también, crea la escuela falansteriana. Critica el espíritu de competencia que alienta la empresa privada; propone, en cambio, un sistema de comunidades cooperativas.

En Inglaterra, Roberto Owen (1771-1858) busca la creación de cooperativas de producción y consumo.

Los idealistas P.J. Proudhon (francés: 1809-1865) y Mikhail Bakunin (ruso: 1814-1876) de tendencia anarquista consideran que el problema mayor es el Estado: organismo autoritario por naturaleza; por lo tanto, se proponen abolir cualquier tipo de autoridad.

A mediados del siglo XIX nace el socialismo científico. Nombre con el que se designa a la doctrina creada por los alemanes Carlos Marx (1818-1883) y Federico Engels (1820-1895). En su obra más importante: El capital, Marx realiza el análisis del capitalismo y de las leyes que lo rigen.

Concreciones del socialismo:

1864 Se funda en Londres la Primera Internacional.
1871 Los socialistas franceses luchan en la Comuna de París y son brutalmente reprimidos.
Este hecho se convierte en un símbolo para el proletariado.
Nacen muchos partidos socialistas:
1863 Alemania Todos ellos, en sus acciones por cambiar
1879 Francia la sociedad, aportan mártires y sientan las
1879 España bases para la formación de los
1883 Rusia países socialistas en el siglo XX.

La sociología, que estudia la sociedad. Sus principios son: orden y progreso, ambos necesarios porque no puede haber progreso sin orden, ni hay orden donde no hay progreso.

El positivismo tuvo un desarrollo muy importante en América Latina durante la segunda mitad del siglo XIX. Algunos países como Brasil, Chile y México lo incorporaron rápidamente a sus planes de estudio. En nuestro país, Gabino Barreda, mexicano discípulo de Comte, lo implanta en la Escuela Nacional Preparatoria.