Explotación forestal

La explotación forestal es una actividad del sector primario que consiste en aprovechar los recursos naturales maderables y no maderables de la superficie forestal del país que incluye bosques, selvas y matorrales.

La silvicultura nos enseña cómo cuidar los recursos forestales. Se enfoca al aprovechamiento racional de los bosques y las selvas para mejorar su regeneración (mediante el cultivo de nuevas especies que reemplacen las extraídas), composición y desarrollo, así como a adaptar sus beneficios a las necesidades del hombre.

De los recursos maderables se obtiene madera en forma de rollo y de tablas o tablones, así como leña, carbón, resina y aguarrás. Entre las principales especies que se explotan para generar estos productos están: pino, encino, cedro rojo y ceiba.

Las especies no maderables son las que pertenecen a la vegetación de zonas secas; por ejemplo, la candelilla, de la que se extrae cera; la jojoba, de la que se obtienen aceites para usos múltiples, como la elaboración de cosméticos; la sávila, que se usa para el cuidado de la salud, y muchas otras especies.

Helechos después de la tala y quema

Publicado en Ciencias sociales y sociedad