Fases para la certificación del auditor interno

Para obtener esta certificación se debe presentar un examen que consta de cuatro fases las cuales son:

a) El proceso de Auditoría Interna: aquí el proceso se centrará en explorar los conocimientos que el examinadola teoría y la práctica de la función l.

En él se tendrán que analizar los principios, los procedimientos y las técnicas propias de la Auditoría Interna, con el propósito real de lograr un perfeccionamiento y capacidad de entendimiento para la aplicación de las exigencias básicas de la planeación, dirección y ejecución de la Auditoría.

b) Habilidades propias de la Auditoría Interna: aquí la evaluación hará un énfasis en las áreas más específicas sobre la que trata la función de la Auditoría Interna, como por ejemplo: la recolección y evaluación de datos e información (hallazgos), la elaboración de reportes y conclusiones, así como el proceso de comunicación de resultados y su seguimiento.

Cabe mencionar que tiene un peso específico para esta fase lo que son los conocimientos en el área de estadística y matemáticas que deberá poseer el auditor.

c) Control administrativo y tecnología de la información: aquí se revisarán aspectos y conceptos no solo financieros, sino también de la contabilidad administrativa y operativa y se evaluará la habilidad del auditor para resolver y enfrentar problemas con la información que tenga.

Buscando detectar las habilidades en la área de la computación, seguridad informática y riesgos en los sistemas.

d) El entorno de la Auditoría: aquí se enfocará la evaluación a los tópicos tradicionales como la contabilidad financiera, economía, finanzas, desarrollos internacionales relativos a la Auditoría Interna, aspectos y perfiles gubernamentales, impuestos y mercadotecnia.

Cabe aclarar que para obtener la certificación de auditor interno, el aspirante debe desarrollar y aplicar todos los conocimientos teóricos y prácticos tanto analíticos y generales de esta profesión, con el entendimiento profundo de sus responsabilidades profesionales y ejercitar ampliamente un criterio justo para tener una adecuada apreciación de las circunstancias a las que deberá enfrentarse.

Este proceso de certificación tiene objetivos muy claros, para lograr promover y desarrollar la función de Auditoría con calidad y respeto.

Estos propósitos son:

– Reconocimiento nacional e internacional y entendimiento de la calidad profesional de la importancia de la certificación de la Auditoría Interna.

– Reforzar el reconocimiento profesional de todos los miembros del Instituto de Auditores Internos, IIA y los auditores internos, a través de identificar los conocimientos y experiencias necesarias para considerársele un profesional en el campo de la Auditoría Interna.

– Motivar el desarrollo y capacidad profesional de los auditores internos.
– Definir los criterios de reconocimiento profesional de los auditores internos.
– Desarrollar un programa de evaluación continua medible para el conocimiento y sus habilidades.

Fuente: Apuntes de Auditoria Interna de la FCA de la UNAM

Publicado en Auditoría interna

Suscríbete:

who's online