Función del signo

El signo el elemento principal que por medio de líneas gráficas deberá impactar a primera vista, reuniendo así una serie de características como son: la simplicidad, la claridad y la funcionalidad.

Las propiedades de un signo

Debe establecerse claramente que los términos de símbolo, significado (o elemento designado). Interpretación e intérprete, involucran otros aspectos complementarios por ser simplemente medios de referencia de aspectos determinados en el proceso de la semiosis.

Los objetos no necesitan ser referidos por símbolos pero no puede haber un significado o un designatum al menos que se dé una referencia; algo es un símbolo sólo porque es descifrado como el símbolo de algo, por un intérprete.

El percatarse de algo constituye una interpretación, sólo hasta el momento de ser evocado por algo que funciona como símbolo. Un objeto es interpretado sólo cuando se toma a cuenta de algo.

Las propiedades que tienen los signos, lo designado, el intérprete y la interpretación, se relacionan entre sí por lo cual los objetos toman su participación indirecta en el proceso funcional de la semiosis.

Los símbolos que se refieren a un mismo objeto no necesitan tener el mismo significado a partir de que pueden mostrar lo mismo pero pueden ser comprendidos de diferente manera por varios intérpretes.

Por otro lado, el símbolo puede permitir a un intérprete tomar en cuenta todas las características del objeto sin que éste se halle presente.

Esto es considerado por Morris como un símbolo potencial continuo. De ahí que todos los grados de semiosis puedan ser expresados ya que el significado de un símbolo puede ser cualquier cosa o situación dada.

Por tanto, el designatum o significado de un símbolo se refiere a los elementos complementarios que contienen un símbolo, además. De sus características propias y que el intérprete considera al momento de descifrarlo.

Asimismo cuando se trate de algo existente señalado como referencia o complemento del objeto, se le llamará según Morris , denotatum o denotación.

Debe entenderse que así como todo símbolo tiene un significado no necesariamente debe tener un denotatum. El designatum significa algo que está en el objeto o que forma parte de él.

Ese elemento puede tener varias categorías, una sola o ninguna. La denotación son las categorías de “ese algo” en los objetos.

Representan las características de tipo subjetivo que están involu cradas dentro del mismo significado y que de alguna manera complementan la información que nos da el símbolo.

Fuente: Apunte de Diseño de Sistemas de Señalización y Señalética de la U de Londres.

Publicado en Señalización y señalética

Suscríbete:

who's online