Funciones fundamentales de la cultura en las organizaciones

La cultura sirve para cumplir dos funciones fundamentales en las organizaciones:

– Integrar a los miembros para que sepan cómo relacionarse
– Ayudar a la organización a adaptarse al entorno externo

La integración interna significa que los miembros desarrollan una identidad colectiva y un conocimiento del modo en que pueden trabajar juntos efectivamente.

Es la cultura que guía las relaciones de trabajo diarias y determina la forma en que la gente se comunica en la organización, qué comportamiento es aceptable y la manera en que se asigna el poder y el status.

La adaptación externa se refiere a la forma en que la organización cumple sus metas y trata con gente de afuera.

La cultura ayuda a guiar las actividades diarias de los trabajadores para que alcancen ciertas metas; asimismo, puede ayudar a la organización a responder con rapidez a las necesidades de los clientes o a los movimientos de un competidor.

Para analizar el concepto de cultura organizacional, primero veremos que cultura “es el patrón único de suposiciones, valores y normas compartidos que moldean la socialización, símbolos, lenguaje, narrativas y prácticas de un grupo de personas”.

La cultura se arraiga en creencias y valores; una vez establecida, guía la conducta de los individuos sin la necesidad de supervisión abierta y constante.

Cuando no resulta sencillo establecer un valor cultural específico, una vez que éste se establece con regularidad suficiente, será útil para guiar el comportamiento e influir en él.

La cultura de una organización podría guiar lo que los individuos hacen y la forma en que lo hacen, sin supervisar ni dirigir a los subordinados de manera constantes. Se trata de un elemento importante para las organizaciones cada vez más complejas y geográficamente dispersas de nuestros días.

Fuente: Apuntes de Administración IV del FCA de la UNAM

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online