Fundamentos del riesgo y del rendimiento

En un sentido básico, el riesgo se define como la p osibilidad de enfrentar una pérdida financiera.

Los activos que tienen mayores probabilidades de pérdida se consideran más arriesgados que los que presentan menores probabilidades de pérdida.

De modo más formal, el término riesgo se emplea de manera indistinta con el término incertidumbre, para hacer referencia a la variabilidad de los rendimientos relacionados con un activo específico.

Por ejemplo, una obligación gubernamental que garantiza a sus tenedores $100 de interés después de treinta días no posee riesgo, porque no existe ninguna variabilidad relacionada con el rendimiento.

Una inversión equivalente en acciones comunes de una empresa que pudiera ganar en el mismo periodo desde $0 hasta $200 es muy arriesgada debido a la gran variabilidad de su rendimiento.

Cuanto más seguro sea el rendimiento de un activo, menor será la variabilidad y, por tanto, menor será el riesgo.

El rendimiento sobre una inversión se mide como la ganancia o la pérdida total que experimenta su propietario en determinado periodo.

Se especifica comúnmente como el cambio en el valor más cualquier distribución de efectivo durante el periodo, expresado como un porcentaje del valor de la inversión al inicio del periodo.

La fórmula para calcular la tasa de rendimiento obtenida sobre cualquier activo en el periodo t, Kt, se define a menudo como:

Tasa de rendimiento

Donde:

kt = tasa de rendimiento real, esperada o requerida durante el periodo t.
Pt = precio (valor) de un activo en el momento t
Pt-1 = precio (valor) de un activo en el momento t — 1
Ct = efectivo (flujo) recibido de la inversión de un activo en el periodo de tiempo que abarca de t— 1 a t

El rendimiento, kt, refleja el efecto combinado de los cambios en el valor, Pt — Pt-1y el flujo de efectivo, Ct, obtenido en el periodo t. La ecuación se emplea para determinar la tasa de rendimiento durante un periodo de tiempo tan corto como un día o tan largo como diez años o más.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, t equivale a un año y k, por tanto, representa una tasa anual de rendimiento.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online