Gastos fijos

Son que en su magnitud permanecen constantes o casi constantes, cuales quiera que sean los modos en que se registran los volúmenes de producción o venta.

Los gastos fijos son los gastos que teniendo o no trabajo tendremos que erogar. Dichos gastos son los primeros que nos debemos preocupar en cubrir. Estos dependerán de la infraestructura con la que cuente el diseñador y son de índole muy diversa. En la mayoría de los casos se trata de gastos indirectos. Hagamos una enumeración de los más comunes:

Comunicaciones
Teléfonos celulares, beepers, e-mails, internet, etcétera.

Software
Compra, actualizaciones, etcétera

Local
Renta o predial, seguros, vigilancia, mantenimiento, agua. luz, teléfono, basura, etcétera

Misceláneos
Cámaras, asociaciones, suscripciones, publicaciones, artículos de oficina, papel, toner, etcétera

Mobiliario y equipo
Depreciación, seguros, mantenimiento, etcétera

Personal
Sueldos y carga social: IMSS, ISPT, AFORE, INFONAVIT. 2% sobre nóminas, aguinaldos, vacaciones, primas vacacionales, prestaciones, etcétera

Proveedores externos. Contadores, abogados, asesores, auditores, etcétera

Transporte. Depreciación, seguros, tenencias, mantenimiento, etcétera

Otros

Su incorporación a la unidad producida o vendida será de mayor magnitud si la producción o venta disminuye y será de menor cuantía por unidad si la producción o venta aumenta.

Los costos fijos también son llamados periódicos y tienen como principal característica que se originan por el solo transcurso del tiempo; razón por la cual no guardan casi ninguna relación con las variaciones y los volúmenes de operación y producción.

Fuente: Materia de Presupuestos y costos en el diseño gráfico de la Universidad de Londres

Publicado en Costos y presupuestos en el diseño gráfico

Suscríbete:

who's online